imagotipo

Expediente Q — Atorados

  • Adán Olvera

Bien lo marcan los tiempos y las formas en política tradicional mexicana, nada es para siempre y la “alianza” legislativa no formal que existía en la Legislatura de Querétaro, entre PRI y PAN ya no es vigente por los tiempos que se avecinan.

La pretendida aprobación sin consensos y sin negociación de la Ley de Tránsito del estado de Querétaro, alejó a panistas y priistas en Querétaro y es que los tricolores ahora sí ya no avalan lo que les pongan enfrente.

Observaciones de los priistas trabaron la aprobación y una de las principales causas fue la pretendida obligatoriedad de contratar un seguro vehicular para circular en Querétaro. Mauricio Ortiz Proal, coordinador del grupo parlamentario del PRI, cuestiona y opina que la población tiene carencias como para obligarlos a contar con un seguro; contar con un automóvil implica gastos importantes para aquellos que no ganan arriba de los 30 mil pesos al mes.

Entre gasolina, refacciones, mantenimiento, doble verificación, pago de refrendo, licencia de conducir, estacionamientos y otros gastos un vehículo comienza a ser un artículo difícil de mantener pero la tendencia a nivel mundial es esa, nada de privilegios al uso del automotor; los modelos de movilidad van cambiando y el transporte colectivo (de calidad), uso de bicicleta y peatonalización de ciudades es lo de hoy, no debe de sorprendernos que los vehículos pierdan privilegios.

Un seguro automotriz  otorga certeza y protege el patrimonio de los queretanos, sobre todo ante un accidente de tránsito; siempre y cuando las aseguradoras cumplan sin pretextos y en tiempo con lo que prometen, porque historias de terror de clientes insatisfechos con el servicio de la aseguradora, que hacen todo lo posible para no pagar y para complicar un hecho de tránsito sencillo.

Lo cierto es que en la legislatura que se siente el mes patrio y no precisamente por el nacionalismo y la institucionalidad, sino porque es el mes en el que arrancó de manera formal el proceso electoral del 2018.

De Rebote

Estamos a unos días que el  Consejo Universitario se declarare inamovible y se instale la Comisión Electoral, que deberá  de organizar el  proceso electoral en la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ). La posible inclusión de Ángel Balderas, a esta Comisión Electoral,  es un preludio de la paliza que pueden sufrir todos los opositores al rector Gilberto Herrera Ruiz, que  no va en la boleta y les lleva un paso adelante.

contacto@adanolvera.com

@aolverar