imagotipo

Expediente Q – Atrás

  • Adán Olvera

Era en junio del año pasado cuando la empresa Aquiles Park S.A de C.V  gana la concesión para implementar un sistema de parquímetros y bicicletas compartidas en la ciudad de Querétaro, el Ayuntamiento aprobó a esta empresa porque supuestamente ofrecía el mejor precio,  mejor tecnología, mantenimiento y equipo; los parquímetros y las bicicletas compartidas, comenzarían su fase de prueba en la ciudad de Querétaro, aparentemente en agosto y posteriormente las autoridades le otorgan una prórroga para noviembre.

En tanto algunos comerciantes y habitantes del Centro Histórico dejaban ver su inconformidad por la instalación de estos aparatos y autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia, también dejaban claro que había  zonas donde definitivamente no se podrían instalar estos aparatos.

Entre manifestaciones y permisos otorgados después de 195 días, terminó febrero y las 1,200 bicicletas no operaban en la ciudad y los parquímetros igual, la empresa no pudo y no quiso continuar con el tortuoso camino que incluyó actos de vandalismo en contra de los aparatos de parquímetro colocados en su fase de prueba.

Las autoridades aseguran que seguirán con las acciones en favor de la movilidad y que no volverán a convocar a una nueva licitación de parquímetros o bicicletas porque no les alcanza el tiempo (o sea que está administración termina en 2018).

El parte oficial de la cancelación del proyecto, es el incumplimiento de la empresa y sobre todo la sensibilización de las autoridades por el momento económico de nuestro país, ya no habrá parquímetros y tampoco bicicletas en el centro de la ciudad, lo que continuará será la construcción de ciclovías y modernización de vialidades.

Esperemos un mejor momento para solucionar el problema de estacionamiento de vehículos en el centro de la ciudad.

DE REBOTE

Una ciudad ahorcada en sus vialidades en horas pico es a lo que se enfrentan los últimos días habitantes de la zona metropolitana de Querétaro y esto sumándole los accidentes de todos los días protagonizados por el transporte público; los presupuestos y los programas de obra no entienden de coordinación y mucho menos de los problemas cotidianos  de los habitantes de Querétaro.

adanolvr@adanolvera.com

@aolverar