imagotipo

Expediente Q — Buena

  • Adán Olvera

Dentro del cúmulo de malas noticias de los últimos días  surge una que al menos nos debe impulsar a seguir trabajando como sociedad para salir adelante en la erradicación de la violencia de género.

El gobierno del estado de Querétaro fue reconocido por la Secretaría de Salud federal por obtener el primer lugar a nivel nacional en el programa de prevención y atención a la violencia familiar y de género.

El programa busca eliminar o en el peor de los casos disminuir los daños a la salud en contra de mujeres, niños y adolescentes por situaciones de violencia de género a este sector de la población.

En el programa se detecta el nivel de violencia del que son sujetas las personas y se busca que la atención sea la correcta cuando son sometidas a diferentes niveles de violencia y obtengan la mejor de las atenciones.

Uno de los problemas más serios que enfrentamos los queretanos es la falta de espacios para la atención a la salud,  déficit de camas de hospital y principalmente para la atención de los padecimientos de las mujeres y los niños. Según los datos oficiales en Querétaro, se han brindado más de dos millones de consultas en los cinco hospitales y 197 Centros de salud; 205 mil consultas en 464 localidades con las unidades médicas; más de ds mil 500 consultas médicas vía telemedicina; más de 56 mil mujeres atendidas con detección de cáncer cervicouterino; más de 29 mil mastografías. También se han realizado 67 servicios de ambulancias en helicóptero aéreo.

El camino por recorrer y lograr una excelencia en servicios de salud aún es largo y falta muchos recursos por aplicar en materia de prevención para en un futuro cercano no saturar los servicios de salud de la entidad. En erradicación de violencia hacia las mujeres la atención médica oportuna es un buen principio y afortunadamente dentro de las noticias malas existen algunas  buenas que dar todavía.

De Rebote

Alguien asesora mal a los presidentes municipales y es que la urgencia ahorita es regresar la tranquilidad y seguridad a todos los afectados por las lluvias y garantizarles el bienestar inmediato en las necesidades primarias; no es momento de declarar que se buscaran a los responsables de la tragedia, incluyendo al medio ambiente y a los fenómenos meteorológicos. Ese es un segundo paso pero no ahora.

contacto@adanolvera.com

@aolverar