imagotipo

Expediente Q – Calmados

  • Adán Olvera

La cosa es calmada para las y los presidentes municipales del semidesierto y sierra de Querétaro, la bendita equidad y la orografía del estado los beneficia para alejarse de los reflectores y de los problemas citadinos.

Es por ello que siguen gobernando a sus anchas y a su gusto, sin que nadie les diga nada o simplemente agarran el “librito” y se escudan en el 115 constitucional para hacer lo que mejor les venga en gana.

Los primeros “damos” de los municipios no se aplacan después de que sus cónyuges ganaron la elección y es por ello que los sistemas DIF municipales les quedan chicos para demostrar sus habilidades de negociadores y estadistas.

Los recursos públicos que tan escasos son (eso nos dicen a diario los gobernantes) son todos los días utilizados a discreción desde  la mayoría de  las presidencias municipales para los más diversos gastos innecesarios y caprichos de políticos inexpertos y como el presidente municipal de Colón que resultó una fichita que ya nadie quiere reconocer.

Las famosas alertas de la Entidad Superior de Fiscalización (ESFE) para detectar irregularidades en el gasto  de los ayuntamientos parece que comienza a funcionar y ya son tres los municipios que tienen las luces amarillas encendidas referente al gasto del dinero público.

Con las nuevas reglas se supone que habrá sanciones y responsabilidades para los que no hagan uso eficiente de los recursos y ya no quedará solamente en la “quemada” que acostumbran los políticos a darse, sin que nadie pague  los platos rotos.

De Rebote

Los reales poderes fácticos podrían estar detrás de la cancelación del espectáculo Circo de los Horrores, a esos poderes difícilmente se les puede negar algo, sobre todo  si los otorgantes aspiran a un futuro político.

adanolverar@yahoo.com.mx

@aolverar