imagotipo

Expediente Q — Clima

  • Adán Olvera

En Querétaro nunca, nadie ha dicho que la ciudad o el estado se les va inundar, de hecho es de los pocos lugares donde un encharcamiento o una inundación es culpa de las autoridades de gobierno.

Lo que es cierto es que para los políticos y los partidos es una de las mejores variables de campaña y es que las lluvias juegan en el terreno electoral y sin pena y sin vergüenza, presumen las desgracias de su antecesor; aquí el caso es ganar y no resolver la problemática, en el caso de las inundaciones es hacer mella a los adversarios y de resolver nada se habla, solamente se dan algunas soluciones a medias.

En Querétaro, todo parece indicar que todavía no nace la persona que acabe con las inundaciones y es que no es un problema en su totalidad de un gobierno sino que también juega la naturaleza; los gobiernos son responsables de la corrupción o de la omisión de otorgar permisos de construcción en lugares donde no se debería de hacer eso.

Lo cierto es que Querétaro y muchas entidades de nuestro país están condenadas a seguir sufriendo de inundaciones y seguir sufriendo las promesas de los políticos.

Las inundaciones en San Juan del Río, Querétaro y El Marqués, seguirán presentándose con gobiernos rojos, azules y con otro color; la naturaleza no perdona y mucho menos la irresponsabilidad de otorgar permisos a diestra y siniestra a desarrolladores irresponsables.

Las lluvias apenas comienzan en Querétaro y habrá que estar prevenidos ante cualquier contingencia por las condiciones climáticas.

De Rebote

Prestos y solícitos se pondrán los políticos en unos cuantos meses y es que las precampañas y campañas este años se adelantarán, así es que no le sorprenda que en los próximos días lo vuelvan a saludar de mano y hasta llamarle “amigo” no se crea y cuéntele a quien más confianza le tenga, solamente quieren su voto.

adanolvr@adanolvera.com

@adanolverar