imagotipo

Expediente Q – Conflicto

  • Adán Olvera

Ni la temporada de paz y tranquilidad que presuntamente se promueve en Navidad y que estamos a días de vivir ha podido calmar los ánimos en los problemas que se viven al interior de la vida sindical de la Universidad Autónoma de Querétaro.

Saúl García Guerrero, a quien las autoridades laborales le otorgaron la toma de nota como secretario general del Sindicato del Personal Académico de la Universidad Autónoma de Querétaro (SUPAUAQ) y que otra asamblea de maestros desconoció e incluso convocó a una nueva elección y que los mantiene enfrentados, lanzándose acusaciones mutuas y además involucrando a la autoridad universitaria y a la autoridad laboral en el estado.

El grupo que cuenta con el aval oficial ahora acusó un presunto desvío de recursos a la pasada dirigencia encabezada por Rosalba Flores Ramos, exlíder del SUPAUAQ; las cosas en este sindicato no parecen mejorar porque ya hasta allanamiento de oficinas existe y acusaciones de desvío de recursos; lo cierto es que detrás de esto puede estar seguramente una muy anticipada lucha por la rectoría de la máxima casa de estudios en Querétaro.

En las arcas del SUPAUAQ los de la toma de nota no encontraron dinero suficiente y es que la anterior lideresa no les quiso dejar nada, con pretexto del conflicto; así es que el dinero se mandó vía transferencia de un millón de pesos, a la cuenta de la Universidad Autónoma de Querétaro; de ahí que la otra parte hable de desvíos de capital.

Los ex integrantes del SUPAUAQ están asegurando y haciendo un llamado a las autoridades estatales para “sacar las manos del proceso”. Ya están insistiendo mucho en eso.

DE REBOTE

Que la vida de los legisladores es más fácil y sencilla que la de cualquier otro ciudadano común. Y es que ellos ya andan de vacaciones y con los bolsillos bien abastecidos. Triste navidad no pasarán.

adanolverar@yahoo.com.mx

@aolverar