imagotipo

Expediente Q – Consumado

  • Adán Olvera

Con una votación de 13 diputados a favor y 12 en contra, fue aprobada por la LVIII legislatura la iniciativa que presentó el ayuntamiento de Querétaro para la modificación al Código Urbano del Estado, donde se permite colocar casetas de vigilancia en los fraccionamientos; el argumento principal es el aumento en la inseguridad y el presunto control que tendrán los ciudadanos de sus condominios, colonias y calles; supuestamente se está reglamentando algo que hoy no está regulado y que existe.

De los 12 legisladores que estuvieron en contra de la modificación, argumentaron que el nuevo ordenamiento es violatorio de los derechos constitucionales del libre tránsito y es que hay que estar muy vigilantes ahora, de que no se vaya a transgredir el acceso a las vías de comunicación y privar el libre acceso de las personas.

Con este nuevo ordenamiento (artículos 178 y 180 del código urbano) los 18 ayuntamientos podrán autorizar mediante reglamentación otorgar permisos o licencias para la instalación de casetas de vigilancia y controles de acceso en diferentes locaciones; lo que también permitirá que se contraten servicios de seguridad privada para estos lugares y coadyuvar a la seguridad pública.

Veamos cómo funciona el nuevo ordenamiento en municipios como Pinal de Amoles, Jalpan, San Joaquín o Landa de Matamoros donde su realidad es otra y no vaya a desvirtuarse la idea original de la colocación de casetas de vigilancia.

De Rebote

Sigue casi nula la presencia mediática del Comité Directivo Estatal del PAN en Querétaro; no es por intrigar pero como partido el dinamismo de Juan José Ruiz, les está ganando la calle y esa película creo que ya la han visto.

adanolvr@adanolvera.com

@aolverar