imagotipo

Expediente Q – Eternos

  • Adán Olvera

La inamovilidad de jueces y magistrados en el poder judicial dejó de ser vigente hace algunos años por su obsolescencia y por los vicios que se podían dar en el ejercicio de la profesión y sobre todo porque nadie tiene porque eternizarse en algún encargo público.

Pero parece que todo es cíclico y ahora nos quieren recetar encargos de nueve y 12 años en diferentes puestos, tal es el caso del nuevo Fiscal Anticorrupción en el estado, que a propuesta del Partido Acción Nacional (PAN) que es mayoría en la cámara de diputados pretendían nombrar un fiscal que trascienda sexenios y con la cochina sospecha de los ciudadanos de que eso de la autonomía es una vacilada.

Por esa razón el dirigente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Juan José Ruiz Rodríguez acudió a la legislatura para dialogar con los diputados de ese partido, con el objetivo de plantear una contrapropuesta en torno a la temporalidad del cargo de Fiscal Anticorrupción en el estado, toda vez que la pretensión del PAN era nombrar por 12 años al Fiscal Anticorrupción.

Aseguran los priístas que la propuesta de los 12 años del fiscal tenían características de blindaje en torno a posibles actos de corrupción que puede haber en este gobierno; los riesgos de la democracia representativa en la que vivimos en Querétaro, son esos precisamente, que las mayorías hagan lo que más les convenga y sobre todo sin consultarlo con nadie; el poder así es, embriaga y cierra los ojos.

El nombramiento de un fiscal anticorrupción no es cosa menor y es lamentable que quede en manos de los partidos políticos, como lamentable es de hecho, que muchos nombramientos sean sujetos a los intereses de los partidos y no de los ciudadanos desempoderados e ignorados por los legisladores.

Por alguna razón en la legislatura federal los panistas se oponen al nombramiento del Fiscal General de la Nación, no quieren dejarle al PRI el nombramiento y tropicalizando la cosas, es lo mismo acá en Querétaro. Somos rehenes de los partidos, que pena.

Por último, el Fiscal Anticorrupción en Querétaro, durará en el encargo nueve años y aún nos falta ver la negociación para saber en qué persona recaerá la responsabilidad.

De Rebote

En la Universidad Autónoma de Querétaro están por comenzar los problemas con el Sindicato de Académicos y es que hay dos planillas que se dicen ganadoras y la parte patronal decidió no tomarle la protesta a ninguna de las planillas, aunque la autoridad laboral metió el desorden y tiene por reconocida a una.

adanolverar@yahoo.com.mx

@aolverar