imagotipo

Expediente Q — ¿Fracaso?

  • Adán Olvera

Con pocos meses desde su implementación el nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio Adversarial que  privilegia la presunción de inocencia: “Toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario”,  permite que  la mayoría de los implicados en procesos penales, lleven este paso en libertad.

El sistema ofrece  alternativas de acuerdo reparatorio, suspensión condicional del proceso y procedimientos abreviados, los cuales permiten concluir el asunto resarciendo los daños, en plazos máximos de un año; sus bondades son la agilización de la impartición de justicia, la reducción del aparato, de las gestiones burocráticas y de la reclusión, lo que además se considera, contribuye a una verdadera reinserción social (Muy en duda por cierto esta última afirmación).

En Querétaro, como siempre, se tomaron las medidas pertinentes y se adelantaron los tiempos para su implementación y con un modelo para aplicarse denominado “Cosmos” aquí aparentemente las cosas marchan bien y el nuevo modelo funciona sin problemas mayores en la entidad.

Pero existen denuncias en diferentes partes de la República y sobre todo de presidentes municipales, alegando que el sistema es un retroceso y que está enviando a los delincuentes a la calle y se tendrían que hacer ajustes importantes por ejemplo en delitos como la portación de arma y robo de combustible; ahí algunos presuntos delincuentes han logrado librarse de la autoridad gracias a los vericuetos legales que ofrece el nuevo sistema.

Otros delitos que pueden arreglarse de manera alternativa  son los robos menores, donde se privilegia la reparación de daño y los castigos son menores incluso sin que los presuntos pisen la cárcel y se tengan delincuentes que encuentran en el sistema una excelente “puerta giratoria” para estar en el mundo del hampa.

En Querétaro, con el modelo Cosmos las autoridades aseguran que el nuevo sistema funciona de una manera correcta que incluso otras entidades, pretenden aprender de las bondades de éxito queretano que ahora también permite que se puedan levantar más denuncias y atenderlas de manera correcta, es por ello que las autoridades aseguran que en Querétaro, han aumentado las denuncias de hechos ilícitos y no necesariamente los delitos cometidos.

Todo parecer indicar que no estamos en la lista de las entidades que aseguran que el nuevo modelo ha fracasado y esperemos que los resultados de sus bondades se comienzan a notar en las calles y en la estadística.

De Rebote

Mucho cuidado tendrán que poner los políticos en sus próximas promesas de campaña y un tema muy delicado será comprometerse a que las ciudades ya no sufren estragos por inundaciones o charcos grandes; el problema en Querétaro es complejo y ya no se podrá jugar con eso.

adanolvr@adanolvera.com

@aolverar