imagotipo

Expediente Q – Impunidad

  • Adán Olvera

En la percepción de inseguridad la batalla la pueden perder las autoridades cuando comienzan a “viralizarse” piezas en video de actos impunes.

Lo digo por el video que ayer circuló en redes sociales en donde se puede apreciar a un hombre sometido por otros tres civiles, que lo golpean para que no oponga resistencia al sometimiento al que lo tienen; la presunta  falta que el hombre cometió fue “intentar robarse” a un menor de edad en el centro de Querétaro y presuntamente fue reciente el hecho.

La impunidad con la que actúan los ciudadanos para someter al presunto infractor, no hay sistema de justicia penal que le defienda su presunción de inocencia y que le proteja sus derechos humanos como probable responsable y que nadie conozca su identidad, hay impunidad porque el primer respondiente (policía) no llega al lugar de los hechos al menos en el tiempo en el que dura el video.

Cuando una sociedad decide tomar la justicia por su propia mano, es que algo no anda funcionando de manera correcta ya que la prevención y la justicia no son una realidad con la que puedan contar.

Los constantes robos al transporte público que desde el 2014 se viene presentando en la periferia de la ciudad también son sinónimo de que algo anda fallando en la estrategia de la percepción de la seguridad; choferes que aseguran que sus patrones les descuentan el producto de los atracos que sufren ahondando más en la desigualdad.

El estado es el encargado de proporcionar la seguridad a los ciudadanos, el Gobierno es el que va definiendo las estrategias para cumplir con esa obligación y no son los ciudadanos los que debían de estar participando en impartir justicia banquetera.

La participación de los ciudadanos debe de limitarse al cumplimiento de las leyes y ordenamientos.

DE REBOTE

Toda una psicosis se puede generar por la presencia de payasos diabólicos en las calles y en las ingobernables redes sociales todo será posible; por lo pronto el gremio de los payasos infantiles de fiestas de cumpleaños se han quedado sin trabajo.

adanolverar@aolverar

@aolverar