imagotipo

Expediente Q – Leyes

  • Adán Olvera

Es posible que los comerciantes desalojados de la Alameda Hidalgo de Querétaro, regresen a su lugar de venta que les otorgó el gobierno municipal que encabezó el panista Francisco Garrido Patrón y que los subsecuentes gobiernos municipales avalaron y además descuidaron en sus  reglas originales.

Uno de los “golpes” jurídicos y mediáticos más importantes de la administración municipal de Querétaro y que además fue alentado por la autoridad estatal y aceptado a regañadientes por el municipio de Querétaro, está a punto de caerse por órdenes de la autoridad federal.

Pablo González Loyola, dirigente de la Unidad Cívica Felipe Carrillo Puerto, fue a la cárcel desde el desalojo de comerciantes y desde su encierro preparó la defensa de este espacio y la suya; su libertad la ganó y venció en juicio a la Fiscalía que lo pretendía acusar de motín; los comerciantes y su líder interpusieron el juicio de amparo tras el desalojo del 19 de junio de 2016.

Ente vericuetos legaloides ambas partes aseguran que nada está dicho y que aún no es definitivo, lo cierto es que pocas somos las personas que estaríamos de acuerdo que el mugrero, piratería, mal olor y comercio irregular regresen a la Alameda de Querétaro, pero la la ley es la ley y se tiene que respetar con todo el dolor de nuestro corazón queretano; ambas partes tendrían que ceder y es que podrían regresar los comerciantes pero no el antiguo esquema sino en un esquema diferentes de limpieza y de convivencia con el entorno.

Una campaña para desacreditar la resolución de la autoridad no sirve de nada, lo que sirve es que vayan pensando en el diálogo y la negociación en donde ambas partes tendrán que perder algo de su orgullo y que gane la ciudad.

DE REBOTE

Desde las oficinas de relaciones públicas y marketing  de los políticos,  se mueven decenas de empleados para nuevamente “encantar” a los sectores que olvidaron en este año y medio de ejercicio del poder; la temporada electoral arranca a finales de este año  y es tiempo nuevamente de ser “buena onda”.

adanolvr@adanolvera.com

@aolverar