imagotipo

Expediente Q – Marrulleros

  • Adán Olvera

La Junta de Coordinación Política de la legislatura del estado emitió las convocatorias para la elección del Fiscal  Anticorrupción y Comité de Selección para el Sistema Anticorrupción.

El asunto es que organizaciones ciudadanas lamentan que no se hayan tomado en cuenta las propuestas de la ciudadanía y particularmente las del Observatorio Ciudadano.

La implementación del Sistema Estatal Anticorrupción se ha convertido (como siempre) en un botín de intereses partidistas y de grupos de poder, es decir que las cosas se hacen a la voluntad de las personas que hoy ejercen el poder, con la sospecha de que se hacen para protegerse de cualquier situación en el futuro.

En el Observatorio Ciudadano de Querétaro, ya se los dijo de frente y en su cara (no de campaña) sino de gobierno y de poder; lo que quieren hacer en la legislatura enfrenta severos cuestionamientos:

a) La publicación y los plazos son prematuros, al únicamente otorgar siete días hábiles de plazo para que los aspirantes puedan presentar sus documentos de registro.

b) Los criterios de selección plasmados en la convocatoria son de carácter general y algunos de ellos representan ambigüedad. Esto favorece discrecionalidad en la toma de decisiones.

No es un proceso donde la ciudadanía vaya incluida y es un sistema para cuidarle las manos a los que manejan recursos públicos; nada más para recordarles que los periodistas y las organizaciones civiles no manejamos recursos públicos y los presupuestos infinitos que manejan los políticos;  que no se les olvide quiénes deben de estar vigilados y quiénes debemos de denunciar.

De Rebote

Los senadores de panistas son “candil de la calle y obscuridad de su casa”, mientras que desde la tribuna del senado son aguerridos y críticos con el sistema nacional anticorrupción, aquí en Querétaro, guardan un silencio que casi raya en la marrullería.

adanolvr@adanolvera.com

@aolverar