imagotipo

Expediente Q – Mitad

  • Adán Olvera

Con la llegada del mes de abril los presidentes municipales (no alcaldes, no ediles) llegan exactamente a la mitad de su gestión y lo que hayan hecho hasta el momento, es en su beneficio o peor aún en su perjuicio para su carrera y para sus gobernados.

Las administraciones municipales en Querétaro han tenido de todo y solamente pocos se han atrevido a “moverse” aguantando críticas y reconociendo errores; muy rápido llegó la mitad de la administración y ahora inevitablemente viene el cierre y por fuerza la estrategia es diferente y tendrán que regresar esos días en los que hay que ser agradable y condescendiente con los gobernados.

Los municipios metropolitanos son los que más movimiento registran y los que exigen más acciones por parte de sus gobiernos, ya que los habitantes son cada vez más puntuales en sus peticiones a las autoridades; sin embargo existen municipios en los que como siempre prefieren “nadar de muertito” y ni ruido hacer.

Existen municipios donde los habitantes cuentan los minutos para que termine la administración y se vayan sus autoridades,  como es el caso de Colón, donde el ex panista, ex priista y nuevamente panista Alejandro Ochoa, terminó decepcionando a una mayoría que le otorgó la confianza y que seguramente le negará la reelección.

Mario Calzada, Marcos Aguilar y Mauricio Kuri, deben de estar tomando decisiones en esta semana mayor y es que la reelección para ellos no es un asunto sencillo por el desgaste natural que tienen al gobernar municipios con problemática importante.

Es pues la mitad de las gestiones de los presidentes municipales y ya no hay marcha atrás, lo que hicieron marcará sus gestiones: Para Bien o para mal, eso lo decide el elector.

DE REBOTE

Siguen los crímenes con armas de fuego en la capital de Querétaro y no hay forma de desarmar a la gente en las calles y es que para empezar es difícil  para los ciudadanos saber quiénes portan armas y malas intenciones debajo de sus ropas.

adanolvr@adanolvera.com

@aolverar