imagotipo

Expediente Q — Permitidos

  • Adán Olvera

Ayer el Instituto Queretano del Transporte entregó las respectivas autorizaciones a las empresas que tendrán los permisos correspondientes para prestar el servicio de transportación ejecutiva tipo taxi en Querétaro.

Los permisos se otorgaron a conductores de las 21 plataformas que se registraron para brindar el denominado servicio ejecutivo de transporte; desde abril de este año las autoridades lanzaron la convocatoria ante la realidad de servicios de transporte en el mercado y sobre todo por la intención de brindar mayor seguridad del usuario.

Con las autorizaciones otorgadas se garantiza que los automóviles, dueños y conductores sean totalmente identificables para el usuario y obviamente para la autoridad, las unidades contarán con hologramas y con números que coinciden con los permisos; las plataformas que decidieron entrar en el marco de la ley, serán normadas por la ley de transporte y movilidad en el estado y brindarán servicio a los ciudadanos.

Con estas autorizaciones aseguran las autoridades que los prestadores de servicio son personas que garantizan que los choferes son personas con conocimiento de las necesidades y retos del transporte público en la entidad; además de contar con cartas de antecedentes no penales, licencia de manejo de chofer y acreditar cursos del Instituto Queretano del Transporte.

Las unidades que se integran a este esquema obviamente son compatibles con aplicaciones de teléfonos inteligentes y algunas de ellas ya no manejan efectivo y ofrecen confort y seguridad de transporte ejecutivo.

La empresa Uber decidió no entrar a este esquema y sin duda va a perjudicar a los choferes que hoy viven de esa actividad y es que al no estar regulados como todos los demás “se les viene la noche encima” y las sanciones se comenzarán a dar gracias a que la plataforma decidió la rebeldía, perjudicando a los trabajadores del volante que habían encontrado en esta actividad una forma de ingreso.

Uber decidió no jugar con las reglas de la autoridad y sujetarse a la competencia y espera de un litigio para seguir trabajando en Querétaro.

DE REBOTE

Los regidores Enrique Correa Sada (PAN) y Francisco “Chicovel” Alcocer (PRI) salieron malos para el cabildo y pésimos para el Golf, ayer ocupaban los últimos lugares de la categoría “E” del torneo en el que participan; eso sí, para la comida y los líquidos son de los primeros en llegar. ¿Quién dice que la vagancia no deja algo bueno?

contacto@adanolvera.com

@aolverar