imagotipo

Expediente Q – Primitivos

  • Adán Olvera

El salvajismo con el que se están conduciendo las pandillas que operan en Menchaca, Peñuelas, Bolaños y Santa Rosa Jáuregui está llegando a un punto de primitivismo en pleno siglo XXI y en la zona metropolitana y más importante del centro del país como la tiene Querétaro.

Los fines de semana las riñas y los problemas que se están presentando por ejemplo en estas zonas están cada más intensos y sangrientos; este fin de semana en San Pedrito Peñuelas, de plano las pandillas se atacaron con tan intensidad que hasta viviendas incendiadas con “bombas molotov” se presentaron.

No es la primera vez que en la zona metropolitana cuerpos de emergencia y periodistas  están en riesgo al desempeñar su actividad profesional (Les guste o no, el periodismo es una actividad profesional que está protegida en la constitución) Los Bomberos y socorristas este fin de semana no pudieron atender de manera oportuna la emergencia porque los “salvajes” no terminaban de agredirse y de enfrentarse y por esa razón la ayuda tuvo que esperar hasta que concluyera la batalla y existieran las condiciones para prestar auxilio.

Lo mismo le pasa a la policía que muchas veces tiene que arriesgar la integridad física para imponer el orden que los pandilleros transgreden con sus riñas, que en su mayoría de veces están propiciadas por el consumo desmedido de alcohol y obviamente la presencia de otras drogas.

El tejido social en estas zonas de la ciudad está fracturado y no hay hasta el momento un programa o plan para revertir de manera implacable la problemática que viene desarrollándose los últimos 12 años como mínimo; las autoridades en la materia están pasmadas ante una realidad que afecta y mucho a estas zonas de la zona metropolitana por poner tan solo unos ejemplos.

La apuesta por la educación sería una alternativa importante para que las nuevas generaciones de estos lugares no crezcan en un ambiente tan hostil y primitivo.

DE REBOTE

Inexplicablemente las cosas se enredaron en la elección de la nueva dirigencia del Sindicato Único de Personal Académico de la Universidad Autónoma de Querétaro, comportamientos porriles y falta de pericia de las autoridad laboral tienen eso más complicado que nada. Intromisión gubernamental son las acusaciones más leves que lanzan las partes en conflicto.

 

adanolverar@yahoo.com.mx

@aolverar