imagotipo

Expediente Q – Progreso

  • Adán Olvera

El progreso a Querétaro le ha salido muy caro en materia de medio ambiente. Y es que grupos de ambientalistas vienen denunciando desde hace años la depredación de muchos espacios en aras del crecimiento de la zona metropolitana que ha resultado inevitable.

La mejor muestra de la irresponsabilidad y de la voracidad fue la autorización de un desarrollo habitacional en plena falda del Cimatario, que es un parque nacional protegido; en esta zona las autoridades permitieron enclavar un fraccionamiento que desde el centro de la ciudad se ve “metido” a la fuerza entre la zona del Tángano y el cerro del Cimatario, este tipo de atrevimientos contra el medio ambiente no pueden repetirse porque ponen en terrible riesgo lo poco verde que nos queda en la zona metropolitana y peor aún la devastación de flora endémica y con muchos años de vida.

El progreso tampoco se puede detener y evitar el crecimiento por ejemplo de la carretera estatal 200 o la instalación de las paradas del transporte público ahora que por fin está tomando forma la modernización del transporte público de pasajeros en Querétaro; ambientalistas son escrupulosos vigilantes de la flora y la fauna pero también deben junto con las autoridades buscar la remediación de los espacios que puedan resultar afectados por modernización inevitable y que además traerá beneficios a miles de personas.

La oferta que hace el gobernador del estado por los árboles que pueden resultar afectados en las obras de modernización del transporte es importante. Y es que asegura todo lo que resulte afectado será repuesto al doble y en las mismas condiciones de tamaño y de servicio a la comunidad.

Los grupos de ambientalistas están en su papel muy loable de defensa de los espacios verdes de nuestro estado y es una lucha que tiene que ser constante pero también tiene que trabajar de la  mano de la autoridad para un desarrollo sustentable con cuidado del medio ambiente.

DE REBOTE

Como normalmente pasa en Querétaro, el tema de la Orquesta Filarmónica del estado se ha apagado y nadie sabe cómo es que evoluciona la solución de la problemática de esta importante y noble institución que esperemos no esté destinada a pasar inadvertida en los próximos años.

adanolvr@adanolvera.com

@aolverar