imagotipo

Expediente Q – Revés

  • Adán Olvera

El proceso para renovar la rectoría de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) no será nada aburrido pues hay muchos agravios entre las partes involucradas y sobre todo, hay un rector que tiene muchas intenciones de seguir jugando.

Los consejeros universitarios comienzan ahora sí a cobrarle al rector facturas anteriores y sobre todo, comienzan a mostrar sus filias pero también sus fobias en el proceso de elección de rector; consejeros de la Facultad de Derecho de la UAQ, mostraron su inconformidad y se  pospuso la aprobación de la convocatoria, así como de los lineamientos para la elección de rector para el periodo 2018-2021.

Los consejeros universitarios sintieron que desde la rectoría los querían madrugar y reventaron la sesión extraordinaria, ya que ésta no fue convocada con 24 horas hábiles, o al menos cinco días hábiles, la responsabilidad cayó sobre el rector y los consejeros no permitieron que se llevara a cabo. Golpe para el rector.

Comienza entre los consejeros, directores de las facultades y escuelas, a gestarse una incomodidad cada vez más evidente pues son cerca de cinco los que han sido llamados a la oficina del rector Gilberto Herrera, recibiendo la promesa de ser los elegidos para suceder a Herrera, lo cierto es que solamente la secretaria particular de la rectoría Blanca Gutiérrez, se siente cómoda con el título de candidata oficial, los demás hacen intentos por desmarcarse pero no les incomoda mucho ser señalados como “oficiales” en el proceso de sucesión.

Será hoy nuevamente cuando el Consejo Universitario intente sesionar bajo los criterios establecidos en la normatividad y que no vuelva a reventarse la sesión por falta de pulcritud en el proceso; ayer el rector de la UAQ, Gilberto Herrera Ruiz sufrió un revés en la contienda por la sucesión pero esto apenas comienza y es mucho también lo que hay en juego en la máxima casa de estudios, que enfrenta adversidades económicas pero también desencuentros sindicales y en sus relaciones con las autoridades laborales y del Poder Legislativo.

De Rebote

No muy bien libradas hay autoridades municipales después de la atención que han tenido que brindar a los damnificados por las lluvias en Querétaro, sobre todo en San Juan del Río, donde ayer el presidente municipal Guillermo Vega huyó de afectados por las lluvias y su chofer casi los atropella para que no pudieran acercarse al monarca que tenía mejores cosas que hacer, que atender a unos latosos afectados por los fenómenos naturales, culpa de la CONAGUA y del PRI.

contacto@adanolvera.com

@aolverar