imagotipo

Expediente Q — Robo

  • Adán Olvera

En el robo a la policía municipal de Querétaro, no es posible saber cuántas armas cortas marca y modelo, cuántas armas largas marca y modelo; cuántos equipos de radio de comunicación y tampoco sabemos que si aprovechando el viaje los rateros se llevaron fornituras y accesorios del módulo que era un lugar que no cumplía con especificaciones para fungir como armería.

Desde el 2015 Rolando E. Hidalgo Eddy, le dijo a las autoridades municipales que sus galerones presuntamente habilitados de módulos de “seguridad” no servían para eso y además causaban pena.

Ante la recomendación del ex secretario de Seguridad Pública Municipal de la capital (por cierto no coordinado con el estado). Las autoridades municipales no hicieron nada y las estatales menos, para remediar la situación y es que seguramente no fue una falla en la coordinación, sino que era lo que había y así se quedó.

A la policía municipal de Querétaro, no le robaron armas, le robaron la dignidad junto con las demás corporaciones en el estado y es que no es posible que a los mismos guardianes del orden los someten para robarles su armamento, los ciudadanos pueden esperar cosas de ahí para arriba.

Es un robo muy extraño justo en el momento en el que INEGI publicaba sus resultados de percepción en seguridad y justo cuando las autoridades reviran que la delincuencia y los hechos delictivos que impactan en Querétaro, son los de fuera y por eso se afecta la percepción.

Muy delicado sería que “alguien” esté enviando un mensaje para hacerles notar a las autoridades, que no es un asunto foráneo sino local y la respuesta es contundente; lo anterior no puede congratular a nadie y es muy cierto que las instituciones están siendo atacadas por la delincuencia en todos sus niveles.

Es ahora cuando la famosa coordinación entre las corporaciones policiacas en la entidad tiene que ser efectiva y dar con el paradero de las armas pero sobre todos con los que orquestaron una ofensa tan delicada al estado.

De Rebote

A nivel Federal tanto sufren porque no tiene un Fiscal Anticorrupción porque al Senado no le alcanzó el tiempo para nombrarlo;  aquí en Querétaro, lo tenemos pero al encargado de denunciar la corrupción no le interesa figurar y mucho menos informar a qué se dedica.

adanolvr@adanolvera.com

@aolverar