imagotipo

Expediente Q – Silvestre

  • Adán Olvera

Silvestre

Tal y como empezaron las aspiraciones de Alejandro Ochoa a la Presidencia Municipal de Colón, así terminarán. Y es que el arranque estuvo marcado con traiciones hacia el interior de su expartido, que era el Partido Revolucionario Institucional (PRI) que no quiso postularlo por alguna razón a la alcaldía y entonces decidió venderse al Partido Acción Nacional (PAN) y como en época electoral ambos partidos reciben “cascajo”, inmediatamente encontró acomodo en el PAN, donde obtuvo el triunfo.

Con la llegada de este pintoresco presidente municipal es difícil ver trabajo y estrategia del rumbo que llevará ese municipio queretano;  lo que se puede ver es más frivolidad por las redes sociales y por su afición a las cabalgatas, a las fiestas y a las selfies, la pachanga, pues.

El más reciente incidente protagonizado por el alcalde colonense se suma a los escándalos protagonizados por “estadistas” de la talla de Carmelo Mendieta, Rubén Galicia, Apolinar Casillas, Martín Mendoza Villa, Jesús Coca y una larga lista de políticos, preocupados más por un eficiente remedio casero para la resaca, que el ejercicio de un buen gobierno.

Alejandro Ochoa, presidente municipal de Colón, culpa a todos de sus frivolidades, antes de reconocer que no tiene porque pasar tanto tiempo en Querétaro, en la vida nocturna y menos con su asistente femenina siempre al lado; no entiende que un altercado de tránsito es cada vez más común en Querétaro pero lo que no es común, es retar a una autoridad en presunto estado beodo y hacer alarde de prepotencia.

No puede acreditar su inverosímil historia de que lo han intentado extorsionar y que por esa razón no detuvo la marcha del vehículo; la Fiscalía General  desconoce los intentos de extorsión al alcalde, ya que no hay reportes oficiales de ello.

Alejandro Ochoa, debería de ofrecer disculpas a los habitantes de Colón y ponerse a trabajar pero eso será después porque andará ocupado estos días en la Feria de la Raza.

DE REBOTE

El luchador de los derechos laborales de cientos de obreros queretanos Jesús Llamas no podrá volver  a dirigir la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en Querétaro y es que dice el actual dirigente J. Cruz Araujo, que los estatutos se lo impiden al ser diputado en este momento, al menos que quiera solicitar licencia a la curul.

adanolverar@yahoo.com.mx

@aolverar