imagotipo

Expediente Q – Transporte

  • Adán Olvera

En materia de movilidad y  transporte público de pasajeros en Querétaro, las cosas avanzan de manera lenta y esperemos que segura.

Mientras que los concesionarios esperan por todas las formas posibles se les autorice un aumento en la tarifa que le cobran a los usuarios, estos últimos llevan años esperando se cumpla la promesa de la modernización del servicio o al menos que mejore mínimamente.

Las obras civiles que las autoridades llevan a cabo para modernizar y cambiar el transporte público en Querétaro, vendrán sin duda a refrescar este servicio para finales de este año para sumar más al tiempo de espera que llevan los usuarios y ciudadanos en general.

Legisladores no tiene más ideas desde la  Comisión de Movilidad Sustentable, que generar  dos iniciativas, que tienen  como intención la revisión a las tarifas de acuerdo con estudios técnicos;  ajustes de  tarifa siempre y cuando el nivel de inflación rebase  el 10 por ciento y esto se daría cada dos años en caso de que la inflación se mantenga por debajo del 10 por ciento. Por lo pronto en el mundo legislativo y de aprobarse la iniciativa la revisión se daría en agosto de este año.

Los concesionarios no están del todo de acuerdo,  que la revisión se de hasta mitad de año, aseguran que es urgente ante la liberalización de precios de combustibles. La modernización del transporte tendrá que dar sus primeros resultados tangibles ante de finalizar este año,  sobre todo porque es un tema muy sensible para el jefe de la oficina de la gubernatura Luis Bernardo Nava, que las circunstancias y los tiempos lo llevan a tener resultados.

De Rebote

Muy importante  en la administración municipal de Querétaro, es saber quién no está haciendo su trabajo a tiempo y provoca que el presidente municipal anuncie  obras importantes en la ciudad y los  trámites ante instancias como el Instituto de Nacional de Antropología e Historia (INAH) por ejemplo, no estén terminados y debidamente autorizados.

adanolvr@adanolvera.com

@aolverar