imagotipo

Ganadores y perdedores tras la victoria de Trump

  • Rodrigo Chávez Fierro

La elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos podrá significar un golpe histórico al orden geopolítico y económico mundial construido posterior a la Segunda Guerra Mundial. Las encuestas y los mercados volvieron a quedar mal parados; al igual que en el Brexit y en Colombia. La victoria da nuevos bríos a los movimientos nacionalistas y contrarios a la globalización que circulan por el mundo. Infravalorado el malestar social, con una campaña que agitó las más bajas pasiones; Estados Unidos termina fracturado socialmente, pero con un presidente que tendrá como pocas veces en la historia reciente norteamericana una mayoría en ambas Cámaras y la posibilidad de designar al juez faltante de la Suprema Corte de Justicia que le permitirá romper el empate entre liberales y conservadores, a favor de estos últimos.

¿Quiénes ganan y pierden en el mundo tras el proceso electoral norteamericano? Lamentablemente el gran perdedor de la elección presidencial es México. Junto a la construcción del polémico muro en la frontera con nuestro país que busca detener el flujo de inmigrantes; las deportaciones masivas de indocumentados y la retención de parte de las remesas como pago por el muro, afectarían el flujo de los 25,000 millones de dólares al año que mandan nuestros connacionales a México.

Aunado a esto, la promesa de renegociar o retirarse del Tratado de Libre Comercio con América del Norte, así como imponer aranceles del 35 por ciento a pesar de ser el tercer socio comercial de Estados Unidos y mantener un comercio que representa 531,000 millones de dólares anuales entre importaciones y exportaciones, ha impactado tanto en el tipo de cambio como en la Bolsa Mexicana de Valores.

El peso, que venía acumulando una depreciación del -14 por ciento frente al dólar en el año, ha caído un -11.45 por ciento en las dos sesiones posteriores a la elección de Trump. El dólar interbancario se negocia en 20.53 unidades. En tanto la BMV reportó el jueves una caída del -4.57 por ciento producto de una ola vendedora, que representa su peor caída en cinco años. El IPC perdió 2,166 puntos para terminar la sesión en 45,224.38 unidades, a pesar que Wall Street parece digerir el resultado electoral. Casi el 80 por ciento de la deuda conjunta de las emisoras del IPC se colocó en dólares.

Junto a México, los países que también resentirán el resultado electoral en el ámbito geopolítico son los aliados de Estados Unidos en Asia quienes tendrán que hacer frente a los ánimos expansionistas de China y tendrán que destinar mayores cantidades de dinero para su defensa que, incluso, podrá llevar a países como Japón o Corea del Sur a desarrollar armamento nuclear.

La OTAN también sale resentida del proceso electoral. El organismo militar es financiado en un 73 por ciento por Estados Unidos, pero sirve de defensa para los países del Báltico y de Europa del Este que ven con temor el avance de Rusia en Ucrania y Crimea.

Los ganadores por su parte son los movimientos nacionalistas y euroescépticos particularmente el del holandés Geert Wilders y el de la francesa Marine Le Pen. Junto a los Países Bajos y Francia, Alemania tendrá que hacer frente a elecciones en 2017 donde estos partidos han cobrado fuerza desde el Brexit y amenazan de igual forma la existencia de la Unión Europea.

Rusia y China se verán beneficiados por la idea de Trump que ya no quiere que Estados Unidos sea la policía del mundo. Además, como candidato, el magnate neoyorkino mostró desprecio por los derechos humanos y la transparencia, por lo que no se vislumbran mayores exigencias por parte de la administración Trump en este sentido, cuestión que fortalecerá las dictaduras existentes en el mundo.

Las empresas dedicadas a la construcción e infraestructura serán beneficiadas. Siendo el único punto de coincidencia de ambos candidatos, la apuesta económica de la nueva administración pasa por la urgencia de renovar y ampliar la infraestructura del país.

Trump apuesta también por poner fin al programa de salud conocido como Obamacare, así como revisar el acuerdo nuclear con Irán y reforzar los controles sobre el régimen cubano. Trump se convertirá en el único Jefe de Estado de una nación desarrollada en negar el cambio climático y pondrá en duda la continuidad de Estados Unidos apoyando el acuerdo en la materia recientemente firmado en París.

@chavezfierro

Correo electrónico: rodrigo@chavezfierro.com

Miembro del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (Comexi)