imagotipo

Hillary vs Trump: round 2

  • Rodrigo Chávez Fierro

www.chavezfierro.com

Teniendo como contexto los escándalos sexuales, tanto por los dichos de Donald Trump respecto al trato de las mujeres como a las supuestas alegaciones de conductas lesivas por parte del expresidente Bill Clinton, cuestiones que nos habla de la baja calidad sobre las propuestas y argumentos que se han vertido, se desarrolló el segundo de tres debates presidenciales, treinta días antes de la elección.

El formato del debate fue diferente al primero, donde los candidatos respondieron a preguntas elaboradas por votantes indecisos de la zona metropolitana de San Luis, los cuales fueron seleccionados por la consultora Gallup, además de plantearse preguntas provenientes de usurario de las redes sociales.

El poco respeto por los tiempos y una conducción que puede ser mejorable, fue el marco del debate donde Donald Trump volvió a atacar al programa de salud conocido como Obamacare, el pacto nuclear con Irán al que sigue catalogando como el peor acuerdo firmado en la historia, así como sus ideas de revisar los acuerdos comerciales de Estados Unidos y el fortalecimiento de las fronteras.

Nuevamente se perdió mucho tiempo en cuestiones poco relevantes para la economía y la seguridad de Estados Unidos como la discusión sobre los audios filtrados de Trump a lo que simplemente llamó “platicas de locker”. Hillary Clinton, una vez más hace referencia a la ex miss universo Alicia Machado. La discusión sobre la nacionalidad del presidente Obama y el escándalo de los correos electrónicos de Clinton también fueron centro de la polémica en un debate mucho más ríspido que el primero.

Trump tuvo dificultades para clarificar su sistema de revisión a los musulmanes que lleguen a Estados Unidos. La discusión sobre los impuestos no pagados por Trump también ha vuelto a ser polémica, dejando poco tiempo para presentación de propuestas claras que permitan distinguir a fondo las posturas entre uno y otro candidato. Incluso el candidato republicano criticó al sistema de salud canadiense.

Sin ideas concretas sobre cómo resolver el conflicto en Siria, Donald Trump insistió y no sin falta de razón, en la responsabilidad de Clinton como Secretaria de Estado de no hacer nada para evitar la consolidación del Estado Islámico. Cabe destacar la postura concreta de Clinton de armar a los kurdos en su combate contra ISIS, cuestión que probablemente no sea bien recibida en Turquía, socio estratégico de la OTAN en la región.

Respecto a la designación del nuevo ministro de la Suprema Corte de Justicia, elección que deliberadamente el Senado norteamericano ha pospuesto hasta después del proceso electoral fue uno de los temas consultados por el auditorio. La sorpresiva muerte de Antonin Scalia y el vacío dejado en la Corte, hará que el nuevo ministro designado pueda modificar la conformación ideológica del máximo tribunal de justicia en Estados Unidos.

El siguiente debate tendrá lugar el próximo 19 de octubre en la Universidad de Nevada a la espera de la definición del siguiente presidente de los Estados Unidos en una campaña marcada por el amplio rechazo existente hacia los dos candidatos.

Twitter: @chavezfierro

Correo electrónico: rodrigo@chavezfierro.com