imagotipo

Humanitas: Arte y Pasión

  • Roberto González y Andrea Avendaño

Hace 71 años el mundo vivió los bombardeos atómicos sobre las ciudades de Hiroshima y Nagasaki, los ataques nucleares ordenados por Harry S. Truman, presidente de los Estados Unidos, contra el Imperio del Japón. Los ataques se efectuaron el 6 y el 9 de agosto de 1945 respectivamente, lo que forzó la rendición de Japón y el fin de la Segunda Guerra Mundial. También se descubrió el 27 de enero de ese mismo año, el campo de concentración de Auschwitz , en donde los nazis  exterminaron más de seis millones de seres humanos por motivos raciales.

Hitler en un discurso que dio frente a las temibles SS en agosto de 1939 preguntó retóricamente ¿Quién se acuerda hoy en día del exterminio de los armenios? Hitler especulaba que el Olvido podía camuflar, ocultar o silenciar hasta los crímenes más brutales. ¿ Que hubiera pasado si el Mundo hubiera puesto atención sobre el primer genocidio del siglo XX, el del pueblo armenio, perpetrado por el estado Turco entre 1915 y 1923, que inauguró la política terrorista de estado de terminar con toda una comunidad por razones religiosas, raciales o ideológicas, a través de un plan sistemático de aniquilamiento?

El día de ayer jueves 26 de enero, el artista japonés Shinpei Takeda  (radicado en Alemania y Estados Unidos,) presentó en el Museo de Arte de Querétaro la exposición titulada “Antimonumento”.  Se exhiben tres instalaciones, dos que evocan la voz de las victimas y sobrevivientes de la tragedia atómica, que ha sido silenciadas a través de  los monumentos históricos que se han erigido y que para el artista resultan obsoletos.

Shinpei se ha dedicado a rescatar los testimonios de sobrevivientes de las bombas atómicas, los cuales ha traducido y dado forma en pulsiones y grafismos con los que intenta darles voz, recuperar la memoria del olvido, a través de la poética de su trabajo artístico

La muestra esta acompañada de videos y textos que permiten que el visitante comprenda e interprete el sentido de la exposición.  Shinpei  nos invita a “Escuchar las historias de esas personas y permitirnos reverberar sus voces, podemos respirar vida al interior de una memoria congelada”.

Las obras que se presentan son : Timeline of our memory (Beta Decay 3) del 2013. Hecha con hilo de lana, tinta china y metal. El artista ha escrito en hilos deshebrados por manos de tejedores oaxaqueños e intervenciones en signos y palabras en japonés, para Takeda los hilos son vidas, tiempos que conectan pasados y futuros. Expresa también con los nudos y torsiones la memoria del dolor.

La obra How to erase our Memory  -Alpha decay 7(Cómo borrar nuestra memoria)2012. Papel, tinta, audio. Las voces de los sobrevivientes de las dos bombas atómicas son convertidas en vibraciones a través del cuerpo del artista, este las registra con un pincel y tinta china sobre un manto de papel al modo de la escritura oriental. Los testimonios de los Hibakusa (sobrevivientes del exterminio atómico) aparecen como electrocardiogramas que registran las vibraciones y los tonos de las entrevistas que Takeda ha ido recopilando al paso de los años.

La pieza más grande se titula Inscription-(Beta Decay 7) Hilo de lana 2015.

A través del New American Museum,  Shinpei Takeda lanzó una convocatoria por medios electrónicos abierta al público en general, que incitaba a escribir poesía sobre el tema de la “Llegada”. Se recibieron más de cien poemas provenientes de Tijuana, MX y los Estados Unidos. Esta pieza reúne los sentimientos, imágenes, recuerdos y palabras que la poesía logra conjugar. El autor quiere con esto que pensemos en el sentido de la Hospitalidad. Nosotros recibimos la obra, y desde ella podemos pensar en el sentido de la Hospitalidad.  De acuerdo con Jaques Derrida en el horizonte de la llegada, en el ver-venir al otro, al extranjero por ejemplo, es donde habita ya el gesto de la Hospitalidad. En un mundo tan descaradamente violento y autoritario como el que vivimos, ¿Es posible recuperar al menos la idea que confiere esa palabra?.

Asistió también al Museo de Arte de Querétaro el Sr. Yasuaki Yamashita, sobreviviente de la bomba atómica de Nagasaki, quien compartió con el público su experiencia y transmitió un mensaje de paz.

Integrantes del ensamble Grosso modo de la FBA-UAQ  realizaron un performance representativo sobre la obra de Takeda. La exposición estará abierta al publico hasta el 23 de abril del 2017. bobiglez@gmail.com