imagotipo

Humanitas: Arte y Pasión

  • Roberto González y Andrea Avendaño

Solomon Robert Guggenheim (1861-1949) fue un millonario norteamericano que ha principio del siglo XX era considerado el hombre más rico de los Estados Unidos, su fortuna provenía de los negocios familiares de minerales principalmente oro, cobre y plata, además de la explotación de los trabajadores.

Solomon se inició en el arte coleccionando obras de Renoir, de los pintores de la escuela de Barbizon  y de realistas americanos. Estas obras decoraban su residencia en Long Island en done el millonario vivía con su esposa Irene Rothschild. Será hasta que Solomon conoce a la baronesa y pintora Hilla von Rebay llegada de Alemania en 1927,  treinta años más joven que él, y lo inspira y conecta con los artistas que ella conocía y que estaban dentro de las vanguardias, y gracias a ella logra formar la colección más importante de su época. Se dice que Irene la esposa de Solomon fue quien los presentó , pidiéndole a Hilla que los asesorara en sus compras de arte. Hilla se volvió amiga y confidente de Guggenheim. Juntos viajaron a Alemania en 1930 a visitar la Bauhaus, y a conocer a Rudolf Bauer pintor, amigo y amante de Hilla, así como a Kandinsky a quienes Solomon les compró obra. En el año de 1937 se creó la Fundación Guggenheim y  abrió un espacio en la calle 54 Este, en donde funcionó el  Museo de Arte No Objetivo siendo la primera directora la baronesa von Rebay.

En Estados Unidos las mujeres tuvieron un protagonismo en la fundación de museos de arte. En 1929 Lillie P. Bliss, Aby Aldrich Rockefeller y Mary Quinn Sullivan crearon el MoMa de nueva York.

En 1931 Gertrude Vanderbilt Whitney fundó el Whitney Museum of American Art, también en Nueva York.

En el año de 1945 luego de la rendición alemana, Solomon y Rebay anunciaron al publico la construcción de un nuevo edificio diseñado por  su amigo el arquitecto Frank Lloyd Wright.

La baronesa Rebay  fue una gran publicista y directora del Museo, al que ambientó con música y elementos museográficos, siendo criticada por algunos sectores conservadores, y cuando le reclamaban a Solomon este les decía: estamos impulsando el arte del mañana; el arte no es estático, el progreso no debe pararse.

La colección reunió obra de artistas de primer nivel como Delacroix, Seurat, Gauguin, Picasso, Delaunay, Kandinsky , Bauer, entre muchos otros.

Solomon Guggenheim murió en 1949, y la familia despidió a Rebay. El nuevo museo diseñado por Lloyd Wright, ubicado entre las calles 88 y 89 de la Quinta Avenida se inauguró hasta 1959 y la baronesa no fue invitada a la inauguración.

La familia de Guggenheim no le tenía  afecto a Rebay, particularmente la sobrina de Solomon la famosa Peggy  Guggenheim (1898-1979) que ya contaba con una importante colección de arte. El padre de Peggy murió en el Titanic en 1912, dejándole una pequeña herencia con la que ella se fue a vivir a Europa y conoció muchos artistas de la vanguardia y a los que les compró obra.

Luego de la guerra se refugió en Londres y más tarde en Nueva York en donde funda la celebre galería The Art of the Century en la calle 57 de Manhattan, en donde promocionó artistas surrealistas y a los del expresionismo abstracto.

Luego que la paz llegó a Europa, Peggy retornó a Venecia en donde se compró el palacio Venier dei Leoni en donde creó un museo privado en el que se disfrutaron extraordinarias fiestas. El museo abrió al público en 1980 como parte de la Fundación Guggenheim. Cuando murió Peggy en 1979 su cuerpo se cremó junto con el de sus 13 perros Ihasa apso terrier y las cenizas fueron enterradas en el jardín. Peggy fue coleccionista, millonaria, amante de muchos artistas e intelectuales, art diler, escritora, promotora cultural y mujer de su época.

bobiglez@gmail.com