imagotipo

Inicio de año complicado… otra vez

  • Rodrigo Chávez Fierro

@chavezfierro

A principios de 2016 publicamos en esta columna lo complejo del arranque de año para los mercados internacionales y su repercusión en la moneda nacional. En esos momentos los responsables de la debacle habían sido las dudas sobre la economía china y la caída en los precios internacionales del petróleo. El peso comenzó 2016 con una caída del -4.04 por ciento en tanto que la Bolsa Mexicana de Valores y Wall Street registraron su peor inicio desde 2011. La mezcla mexicana cayó un -13.59 para venderse en 23.65 dólares por barril.

En 2017 el inicio de año no pinta mejor en nuestro país. Ahora las causas son diferentes. Las dudas sobre la economía china se han disipado. Los precios internacionales del petróleo han remontado parte de su valor para venderse en 46.69 dólares para el crudo mexicano. Sin embargo el repunte en los precios del oro negro no ha traído beneficios para la moneda nacional, pero sí ha ocasionado una subida en los costos de los combustibles.

Trump y la FED en esta ocasión son los responsables de otro complicado inicio de año para el peso con una caída del -4.28 por ciento que motivó a la Comisión de Cambios a intervenir en el mercado; medida que no utilizaba desde febrero de 2016 cuando vendió 2 mil millones de dólares. Sin embargo, esta venta tiene un efecto limitado ya que en el mercado nacional se negocian 20,000 millones de dólares diarios y en el ámbito internacional la cifra alcanza los 100,000 millones.

Hoy tenemos una serie de elementos que juegan en contra del peso mexicano y de la economía nacional. Por una parte, las amenazas del presidente electo Donald Trump de imponer aranceles a los automóviles construidos en México que se quieran vender en el mercado estadounidense. Ford anunció que cancelaba inversión millonaria en San Luis Potosí que golpeó la cotización del peso. Las amenazas de Trump siguieron hacia GM y Toyota. Importante será analizar el tono del discurso de toma de protesta del magnate neoyorkino y su postura respecto a la negociación del TLCAN.

El segundo embate para el peso vino por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos que en sus minutas dadas a conocer en la semana adelantaban una mayor velocidad en el aumento de las tasas de interés en nuestro vecino del norte que pondrá presión sobre el peso y llevará al Banco de México a seguir elevando las tasas de interés en el país.

Y en el contexto nacional el anuncio del aumento en los precios de la gasolina ha traído consigo un malestar generalizado en la sociedad.

El gasolinazo no tiene marcha atrás. Continuar con un subsidio a los combustibles es una pésima idea por donde se vea. De los 190 millones de litros de gasolina que se venden al día en nuestro país, el 70 por ciento va a los mexicanos de mayores ingresos. Es decir, se está subsidiando el uso de las Hummers cuando los recursos deben centrarse en combatir la desigualdad social.

El problema no es la liberación de los precios del combustible; se trata del enojo de la gente que paga sus impuestos y que no ha visto un mejoramiento notable en las condiciones de vida mientras ve escandalosos casos de corrupción en la clase política mexicana que dejarían boquiabiertos a los políticos de la vieja guardia.

DESINFORMACIÓN Y REDES SOCIALES

Ayer Querétaro vivió un lamentable episodio de psicosis fruto de la desinformación que circuló en redes sociales y a la irresponsabilidad de la gente de dar por verdadera información que sin el sustento informativo básico, la toma por cierta y la comparte en sus redes.

No son momentos fáciles los que vive México; negarlo sería una irresponsabilidad. Pero promover el caos y sacar un beneficio monetario compartiendo información que daña la vida económica de los comerciantes queretanos en uno de los días más importantes para sus ventas, es una verdadera balandronada.

Una vez más hacemos el llamado por un uso responsable de las redes sociales. Hacer caso de los medios que antes de compartir información buscan que ésta sea verdadera, así como de las fuentes oficiales. Algunos “medios informativos” con la intención de ganar en la inmediatez de la información terminan dando por cierta pura basura informativa. No se deje engañar ni promueva el engaño compartiendo “información” de la que no tiene la certeza de su veracidad.

Correo electrónico: rodrigo@chavezfierro.com

Miembro del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (Comexi)