imagotipo

Italia y Austria pasan a las urnas

  • Rodrigo Chávez Fierro

@chavezfierro

Brexit, Trump, ahora los riesgos políticos para los mercados se trasladan a la Europa continental. Este 4 de diciembre, italianos y austriacos están convocados a las urnas para decidir en el caso de los primeros aprobar las reformas a la constitución que plantea el primer ministro italiano Matteo Renzi y los segundos para intentar elegir gobierno por tercera vez en lo que va del año. El populismo europeo se presenta con soluciones simplistas y engañosas rechazando la idea de la integración europea.

Italia ha tenido 65 gobiernos desde 1945, es decir 1.07 por año y puede añadirse uno más, toda vez que Renzi ha apostado la continuidad de su gobierno a la aprobación del referéndum con el que busca impulsar una serie de reformas constitucionales para modificar el sistema bicameral italiano, donde ambas Cámaras cuentan con los mismos poderes; lo que de acuerdo con el primer ministro afecta la estabilidad política y la eficacia del ejecutivo. La oposición italiana critica el intento de Renzi afirmando que se entregaría demasiado poder al órgano ejecutivo.

El primer ministro italiano, como la ha reconocido, se equivocó al personalizar el referéndum y señalar que dimitirá si fracasa. Si bien es cierto las reformas son sustanciales, muchos italianos ven el proceso del domingo como forma para demostrar su irritación y desencanto por la crisis económica por la que atraviesa el país. Lo que debería ser una consulta esencial sobre el futuro con la capacidad para desbloquear la situación corre el riesgo de convertirse en un voto de castigo.

Lo cierto es que los partidos opositores ven el referéndum como la oportunidad para provocar la dimisión de Renzi. Destaca el Movimiento Cinco Estrellas al frente del cual está el populista Beppe Grillo incluso la Liga Norte caracterizada por su xenofobia y el octogenario Silvio Berlusconi que aspira volver al poder.

La mayoría de las encuestas prevé el triunfo del No, con lo que se tendrían que convocar a elecciones anticipadas, con el riesgo que en ese nuevo proceso electoral puedan triunfar partidos contrarios a la Unión Europea. El movimiento de Beppe Grillo podría resultar el principal beneficiado. Grillo es partidario de la salida de Italia de la zona euro.

Por lo que ve a Austria, la situación también luce complicada. Por tercera ocasión los austriacos buscarán elegir a su jefe de Estado. En los pasados procesos electorales se registraron irregularidades en el recuento de votos que ocasionaron la repetición de los comicios. Los medios locales han calificado despectivamente el clima político como de “república bananera”.

Austria enfrenta problemas relacionados con la crisis migratoria y el desgaste de los partidos tradicionales; situación común en varios países de la Unión Europea. El alto nivel de insatisfacción con el gobierno ha dado lugar a un preocupante ascenso de la ultraderecha. El Partido de la Libertad de Austria, encarna el populismo más rancio. Las encuestan anticipan un empate entre el ultraderechista Norbert Hofer y el independiente Alexander Van der Bellen.

Hofer ha recibido el apoyo popular al imponerse al establishment político, teniendo la salida de la Unión Europea como uno de los puntos principales de su programa político. Si bien es cierto que de ganar las elecciones el jefe de Estado austriaco no podría convocar a un referéndum estilo Brexit; sin duda se trataría de un importante simbolismo el hecho que la ultraderecha llegue a la jefatura de Estado por primera vez en un país miembro de la UE.

Esta elección se debe mirar como antelación de lo que vendrá en 2017 con las elecciones en Países Bajos, Francia y Alemania, donde existen fuertes movimientos populistas que rechazan el euro y la Unión Europea. Como bien apunta Marcos Suárez Sipmann, de quien tomó estas ideas: “si hay un lugar en el mundo donde ha quedado demostrado de forma trágica y concluyente que populismo, nacionalismo y xenofobia no son la solución, ese lugar es Europa”.

La Unión Europea se juega mucho este 4 de diciembre. La caída del gobierno en Italia junto a una victoria de la extrema derecha en Austria, si bien no sería un desastre, sí se traduciría en un importante paso hacia la incertidumbre respecto al futuro de la UE.

Correo electrónico: rodrigo@chavezfierro.com

Miembro del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (Comexi)