imagotipo

Las propuestas económicas de Hillary y Trump

  • Rodrigo Chávez Fierro

El tema económico es uno que hace menos contento a los estadunidenses a pesar del mejoramiento que se ha visto bajo la administración Obama que recibió el país en medio de una recesión económica provocada por la desregulación de los sectores financieros y la crisis en las hipotecas. Una cuarta parte de los estadounidenses piensa que la economía está muy mal.

Tanto Hillary como Trump coinciden en la necesidad de mayores inversiones en la infraestructura a la que reconocen como obsoleta, entendiendo que su actualización sería un factor importante de dinamismo económico.

En materia económica, la propuesta que mayores problemáticas generaría, no solo para Estados Unidos, sino para el mundo entero, es el regreso al proteccionismo que abandera Donald Trump. Después de más de tres décadas en la que el comercio internacional y la globalización han ido reduciendo las fronteras, el discurso del candidato del Partido Republicano aboga por la vuelta de los muros y la limitación del comercio y la movilidad como factores de producción.

Sin embargo la postura de Hillary no es contraria a la de su rival, solo menos intensa; ambas peligrosas, ambas proteccionistas. Los dos candidatos rechazan el Acuerdo de Asociación Transpacífico o TPP y plantean la creación de algún mecanismo para evitar el traslado de empresas fuera de los Estados Unidos. Trump ha propuesto un arancel del 45% a los bienes que provengan de China y de un 35% a los de México. Clinton no ha sido clara en sus medidas, pero se acercan cada vez más hacia la derecha, que incluye una posible revisión del TLCAN.

Trump planea reducir los impuestos a la clase media, exentar a las clases bajas (con ingresos menores a 29,000 dólares anuales) y elevar los impuestos a los más ricos. A las corporaciones plantea una reducción del 35% actual a un 15%. Aunque suene atractivo el discurso, la reducción en los impuestos debe ir acompañado de una compensación en los gastos, para evitar caer en déficit, cuestión que no ha sido clarificada del todo por la campaña de Trump.

Clinton plantea mantener los impuestos a las corporaciones en 35%; una tasa 0 para aquellos que ganen menos de 9,275 dólares al año y crearía una nueva categoría (los que ganen más de 5 millones de dólares anuales les aplicaría un impuesto del 43.6% mayor al 39.6% que pagan actualmente).

Expertos económicos consideran realizable las propuestas de Clinton, en tanto ponen en duda las de Trump que podrían crear un agujero fiscal de 950,000 millones de dólares al año.

La polémica propuesta sobre la construcción del muro a lo largo de la frontera con México planteada por Trump, que asegura que nuestro país pagará por el mismo por medio de medidas expropiatorias de las remesas, el aumento de los costos del visado y acciones para desestimular la contratación de extranjeros, traería notorios efectos negativos para la economía estadounidense.

En primer lugar se elevarían los costos salariales de los trabajos donde se ocupan a inmigrantes ilegales que deberían ser ocupados por estadounidenses. Asimismo, la productividad se vería afectada por la restricción al ingreso de trabajadores calificados. Es una medida que no crea empleos, sólo sustituye trabajadores extranjeros por estadounidenses, encareciendo el costo laboral de las empresas.

Las medidas proteccionistas de Trump generarían un efecto en la inflación al elevar los aranceles y los estadunidenses verían limitada la oferta de productos y el encarecimiento del consumo. Además de las medidas de represalia comercial que México y China podrían tomar ante el incumplimiento de los actuales tratados internacionales en materia comercial. Trump podría iniciar una guerra tanto comercial como monetaria.

Pero el problema no sólo es para los estadounidenses. Al ser Estados Unidos la principal locomotora de la economía global, su desaceleración afectaría a todo el mundo y vendría a romper los canales de colaboración en materia comercial que tantos años llevó construir.

www.chavezfierro.com

Twitter: @chavezfierro

Correo electrónico: rodrigo@chavezfierro.com