imagotipo

Mágico

  • Adán Olvera

Mágico

En el anuncio del presidente municipal de Querétaro de convertir y buscar que la delegación de Santa Rosa Jáuregui se convierta en un Pueblo Mágico y con esto obtenga esa categoría que otorga la secretaría de turismo a nivel nacional, hay de verdad muy buenas intenciones y ganas de apoyar a esta localidad de Querétaro.

Las reglas oficiales del programa de “Pueblos Mágicos” que fue creado en el año 2001 dicen que las localidades deben contar con una población de 20 mil habitantes, y deben ubicarse en una distancia no superior a los 200 km o el equivalente a dos horas de distancia vía terrestre, a partir de un destino turístico.

Las autoridades locales son quienes le solicitan a la Secretaría de Turismo (Sectur), la incorporación al programa y de ahí se desprende una visita para evaluar los atributos culturales y de tradiciones con las que cuente la localidad, así como su arquitectura y sus atributos no tangibles.

La  renovación de la denominación se hace cada año y el comité hace una   revisión de cumplimiento de los indicadores de evaluación de desempeño y de los criterios certificación del programa y siempre se deben de cumplir  los requisitos,  institucionales y de gobierno; patrimonio y sustentabilidad; económico y social y de turismo.

En los criterios que me puse a investigar no encontré que el tema de la inseguridad fuera una causal para no poder acceder a la denominación por parte de la Sectur; aquí en Querétaro por lo pronto a Marcos Aguilar ya le hicieron la sugerencia que  antes de pensar en ser Pueblo Mágico, la delegación Santa Rosa Jáuregui tendría que mejorar en materia de seguridad e imagen urbana y es que así fue la respuesta del secretario de Turismo del estado, Hugo Burgos García, al cuestionamiento de que la delegación buscaría ser nombrado Pueblo Mágico, por lo que la administración capitalina ha decidido invertir poco más de 130 millones de pesos para iniciar obras de infraestructura social, como la introducción de drenaje, agua potable, pavimentación en 43 colonias y 16 comunidades de la delegación.

La verdad que las carnitas de Santa Rosa son un atractivo innegable para los visitantes pero  habría que pensar en muchos otros temas que hacen falta resolver para poder aspirar a una denominación tan especial.

DE REBOTE

El robo a casa habitación desde hace una década es el “talón de Aquiles” de las autoridades en Querétaro y sobre todo cuando le pegan a personajes visibles, ahora le tocó de manera lamentable al secretario de Servicios Públicos del municipio de Querétaro. La Fiscalía tendrá que resolver lo  que la prevención no pudo hacer.

adanolverar@yahoo.com.mx

@aolverar