imagotipo

Marcha

  • Adán Olvera

La marcha a favor de la familia “tradicional” de más de 30 mil personas este fin de semana en Querétaro fue un ejercicio de ciudadanos haciendo uso de sus derechos de libertad de manifestación de ideas.

El principal motivo de la concentración es la defensa de la familia compuesta por un hombre, una mujer y los hijos.

Desde que el Presidente de la República envió a la legislatura una iniciativa para que se puedan llevar a cabo en todo el país uniones entre personas del mismo sexo, se ha desatado un debate con tintes apasionados.

Las posturas de los que están a favor y de los que están en contra, afortunadamente no se ha radicalizado; hay cosas que son complicadas de entender, como la participación de dos diputados panistas de Querétaro Carmelita Zúñiga y Juan Luis Iñiguez; en pleno uso de sus libertades marcharon orgullosos por las calles de Querétaro, anteponiendo sus intereses y creencias personales que los intereses de un estado laico.

Según el presidente de la Legislatura, Eric Salas, nadie puede decirle nada a los legisladores y mucho menos pueden ser sancionados:

No son susceptibles de ninguna sanción, esa es libertad de participación y expresión que pueden realizar. No aplica, no aplica, la ley es muy clara, no son susceptibles de sanción y ellos pueden marchar de manera individual y personal como una manera de libertad de tránsito, de expresión”.

Es lo de siempre aquí en Querétaro, los políticos juegan con varias “cachuchas”: una es la de ciudadanos, otra la de miembros de un partido y la menos importante para ellos, la de representantes de los ciudadanos.

La jerarquía católica en la entidad tampoco encabezó la marcha pero participaron en ella, definiéndola como una marcha de amor de organizaciones civiles para manifestarse en contra  de las uniones de personas del mismo sexo y en defensa de la familia.

Entiendo el papel de la Iglesia que es el de atender los asuntos espirituales de las personas y sobre todo defender su doctrina que marca claramente la definición de matrimonio y de familia; lo que no es entendible es la participación de legisladores que son parte fundamental del estado que se supone es laico.

DE REBOTE

Ante la negativa de extender horarios a antreros en Querétaro, son varias las fiestas “privadas” de 15 de septiembre que se publicitan en redes sociales y hasta transporte ofrecen para evitar alcoholímetro en la zona metropolitana de Querétaro. Negocio redondo.

adanolverar@yahoo.com.mx

@aolverar