imagotipo

Medio Siglo

  • Morales OBREGÓN

* 2017, turbulento

* Malicia en redes

* Fiscal, tras ellos

Vaya año complejo el que se ve para este 2017 que, pensábamos, iba a concentrar los problemas en la llegada de un enemigo declarado de México, Donald Trump, a la presidencia de Estados Unidos. Pero no: al daño económico que ya comenzó a causarnos el güero con la cancelación esta semana de una inversión de 1,600 millones de dólares para una planta de Ford en San Luis Potosí, sumemos ahora el “gasolinazo” que no estaba en las previsiones populares y la desgracia de que haya quienes saquen raja, haciendo confundir el rechazo social al aumento de los combustibles con una oportunidad de poner de cabeza al país. Por cierto… ¡muy feliz año!, lectores de DIARIO DE QUERÉTARO y EL SOL DE SAN JUAN DEL RÍO.

PATRAÑAS

En Querétaro los escenarios catastróficos tienen alta credibilidad popular.

Así se vio con la patraña del 5 de enero, creada por internautas maliciosos y agrandada a niveles de caos por usuarios de las redes sociales y hasta por algunos pseudo periodistas, sobre una supuesta ola de saqueos y actos vandálicos generalizados contra mercados y centros comerciales.

Con excepción del intento del 4 de enero, ese sí real y con una sospechoso prófugo, de saqueo a la tienda Chedraui de San Juan del Río, todo aquello resultó una gran mentira que no obstante fue creída a cabalidad por miles de habitantes que la hicieron viral en cosa de minutos.

Las historias eran variadas: primero, que una horda atacaba el mercado Escobedo, luego que otra multitud quemaba un Elektra (hasta usaban una foto de un incendio de hace dos años) o de que el Chedraui de Centro Sur también estaba ardiendo. Y así una oleada de falsa información para sembrar el pánico urdida por gente de las redes sociales sin oficio, pero habría que esperar a ver si también es gente sin beneficio.

Se dio un duro golpe a la confianza ciudadana de Querétaro, entidad que por supuesto que tiene grandes problemas pero también grandes distinciones respecto del resto del país. En cosa de minutos, ese falso panorama de caos, violencia y saqueos difundido en redes sociales borró del imaginario colectivo muchos logros de varios gobiernos, panistas y priístas, que han posicionado al estado como lugar de progreso y de buen vivir. Que lo es.

Extraño fenómeno que en un estado al que muchísima gente llega para vivir mejor seamos tan vulnerables y propensos a creer ciertos esos niveles de caos y violencia que jamás se han visto aquí.

Hay evaluaciones de instituciones plenamente creíbles y reconocidas como el INEGI, Standard and Poors, el IMCO y muchos más firmas nacionales e internacionales que ponen y han puesto a Querétaro en primer lugar en calidad de vida, crecimiento económico y como uno de los más competitivos y con mejor manejo financiero, pero lo que impera en el ánimo colectivo es la predisposición a la catástrofe.

PRUEBA AL FISCAL

El año comienza con grandes retos para la Fiscalía General que encabeza Alejandro Echeverría, pues primero deberá detener a los autores de esta patraña y luego armar una buena acusación penal para garantizar que paguen por el grave daño que hicieron a la paz pública sin que no se libren pronto de la justicia, amparados en la escasa legislación que hay sobre internet.

Porque si al dirigente de ambulantes Pablo González Loyola lo encerraron varios meses acusado de motín por sólo decir, a saber si en serio o no, que quemaran una patrulla en la Alameda, entonces a estos parásitos genios del Facebook y del Twitter ¿cuánto debe tocarles?

BENEFICIADOS

¿Y quién gana con la desestabilización y el pánico colectivo maquinado con los saqueos? Por supuesto, nadie que ostente el poder público. Ni estatal ni federal.

Esos cuentos de que la campaña a favor de los saqueos y la anarquía es una maquinación gubernamental y de su partido, el PRI, con la clásica reflexión política de peluquería de que “todo es para distraer”, son una tontería por donde se le vea.

No sólo con el “gasolinazo”, sino con muchos otros temas que han marcado el actual sexenio presidencial (Los 43, la Casa Blanca, etcétera), ha quedado claro que la crisis del Gobierno federal es precisamente por su falta de operatividad y planeación. Por eso intentar atribuirles ahora una grandísima capacidad confabuladora para deslegitimar las protestas, y en algunos estados la realización de los saqueos, es además de incoherente infantil.

Con el caos, el miedo y la inestabilidad social se benefician quienes van tras el poder y quienes lucran desde ahora con la andanada de problemas que se ven venir este 2017, léase los partidos Morena, del Trabajo, Movimiento Ciudadano y hasta lo que queda del PRD.

AUSTERIDAD

Ante un panorama económico difícil, generado principalmente por el aumento a la gasolina pero también por otros factores como la estrechez presupuestal, el gobernador Francisco Domínguez aseguró que su administración se habrá de apretar el cinturón en gastos administrativos y sobre todo en lo que toca al uso de vehículos, por lo que ya giró instrucciones a todos los funcionarios para que no los usen para cuestiones personales y que al terminar las actividades públicas tendrán que dejarlos encerrados.

Esa –dijo- es una medida para los de casa en contra del alza a los combustibles, por lo que ahora habrá más control del uso de los vehículos de gobierno. Además, aceptó que será un año complejo, pero que no dejará de apoyar los temas de educación, seguridad y salud.

OTRO FRENTE

Y mientras la casa arde…. el ombudsman estatal Miguel Nava sigue haciendo más líos para que a fuerza los diputados locales lo reelijan. No se sabe aún el sentido de la decisión que tomarán los legisladores, pero Miguel Nava ya tiene tres amparos para enraizarse en la Defensoría a pesar de las muestras de rechazo a su anodina gestión.

Decidido a quedarse con el cargo, opta de nuevo por los ardides legales. ¿Pero qué tal para la chamba?

INACEPTABLE

En San Juan del Río hubo agresiones a compañeros de los medios de comunicación el miércoles por la noche, cuando se dio el llamado a saquear el supermercado Chedraui.  Incluso hay un video en el que se ve a una mujer policía que empuja a un reportero cuando él solo hacía su trabajo; además hubo un momento en el que según ellos (los policías) se confundieron y pretendían detener “parejo” lo mismo a reporteros que a vándalos.

Se reprueba la acción de los policías del alcalde Guillermo Vega porque los reporteros, que cumplen con su labor de informar, ahora tienen que cuidarse hasta de los propios cuerpos de seguridad de ese municipio que a diestra y siniestra detienen “parejo” amparados en pretextos de que todo estaba “muy oscuro”.

APOYO DE TRANSPORTE

La Federación de Estudiantes Universitarios (FEUQ) revivió una promesa de campaña hecha por el gobernador, al solicitar que se apoye a los estudiantes con transporte, tal como se prometió en campaña. El presidente de la Federación aseguró que de darse incremento en las tarifas (algo que ya fue descartado por Pancho Domínguez) podrían salir a las calles para exigir su derecho.

Dentro de este posicionamiento, la FEUQ reveló un estudio realizado al interior de la UAQ que revela que más del 30 por ciento de los estudiantes viven con dos salarios mínimos e incluso muchos de ellos cambiaron su lugar de residencia a sitios cercanos a la institución, para evitar el pago de transporte. De darse un aumento de tarifas más de nueve mil alumnos no tendrían condiciones de pagarlo.

ALCALDE TIERNO

Ahora el alcalde de Colón, Alejandro Ochoa quiere dejar la mala imagen que se carga y con toda la “ternurita” del mundo posteó en sus cuentas de redes sociales que al entregar juguetes a niños de las comunidades “hasta me hicieron llorar…”. El silvestre presidente municipal, en plena resaca de sus escándalos etílicos y amorosos durante su primer año de desastroso gobierno, quiere curarse regalando juguetes. Juau juar.