imagotipo

Necesario preparar tierras de cultivo antes de temporada de lluvias

  • Heidy Wagner Laclette

La erosión de tierra, enfermedades causadas por hongos y asfixia por exceso de agua son los principales riesgos a los que se expone un cultivo mal protegido en temporada de lluvias. Durante los últimos días se han registrado fuertes precipitaciones en el estado, algunas de estas ocasionaron pérdidas considerables en San Juan del Río.

De acuerdo con investigadores, estos daños no siempre están relacionados con el agua, sino con el escaso cuidado que se tiene en las parcelas previo a la temporada de lluvias, es decir, para evitar la erosión o el arrastre superficial del suelo,  un problema que no se percibe a simple vista, pero que tiende a disminuir la fertilidad de la tierra y recuperarla es muy complicado.

Cuando un terreno no cuenta con protección suficiente para enfrentarse a las lluvias, en un día puede perder hasta un centímetro de suelo, que tardará aproximadamente 400 años en volver a formarse.

Antes de cultivar, es necesario realizar un análisis de suelos para identificar las características, necesidades y nutrientes. Es indispensable preparar el terreno, pero no de forma intensiva, esto significa que después del desyerbe y limpieza de la zona, la labranza debe ser mínima, pues de lo contrario la tierra quedaría susceptible a ser arrastrada por el agua.

Se recomienda hacer huecos en lugares donde se va a plantar, con el fin de evitar que se deslicen por lluvias. En cuanto a las hortalizas y plantas aromáticas, los cultivos siempre deben tener acequias para canalizar el agua de lluvias hacia un lugar seguro y evitar que se inunde el cultivo, estos canales deben tener un mantenimiento periódico.

Otra forma de evitar pérdidas de suelo por lluvias es sembrar de manera transversal a la pendiente, de lo contrario aumenta la vulnerabilidad del cultivo frente a las corrientes de agua. Un punto importante para evitar las enfermedades en cultivos durante la temporada de lluvias, es realizar buenos abonos y fumigaciones, los mejores fungicidas son los que tienen componentes orgánicos, para mantener siembras sanas.

**Sígueme por redes sociales

(F) Heidy Wagner Laclette

(T) @heidyDiario