imagotipo

Obamacare y el oro verde

  • Rodrigo Chávez Fierro

@chavezfierro

El miedo que cubrió a los mercados financieros durante 2016 comienza a disiparse. Después del triunfo del Brexit, la Unión Europea festeja sus sesenta años con cierta calma tras la derrota de los ultraderechistas en Países Bajos y al avance liberal de Emmanuel Macron en Francia.

Aunado a eso, la victoria de Donald Trump en la elección presidencial en Estados Unidos que vaticinaba una catástrofe en los mercados, sólo ha llevado a los mismos a sus máximos históricos como en Wall Street y en México. En el viejo continente, el Euro Stoxx 50, que recoge las 50 empresas más grandes en 11 países de la eurozona, se ha revalorizado un 4.7% en el año.

Además, el propio Trump acaba de experimentar, que tener una mayoría en el Congreso norteamericano, no le garantiza la aprobación de sus reformas. La semana pasada sufrió su primer revés parlamentario, que se viene a sumar al revés judicial que doblemente padeció su decreto de negar la entrada a ciudadanos de ciertos países de mayoría musulmana.

Trump tuvo que retirar su propuesta de reforma sanitaria que pretendía poner fin al Obamacare ante la ausencia de votos suficientes que apoyaran la nueva legislación. Si bien es cierto los republicanos controlan 237 escaños y sólo eran necesarios 216 votos; la negativa de 30 de sus miembros llevó a rechazar la nueva disposición.

Los inversores pueden ver en esta derrota de la administración Trump dudas sobre la capacidad que tengan para implementar la agenda económica pro-crecimiento prometida por el presidente en campaña. Los obstáculos para sacar adelante la reforma sanitaria, puede repetirse cuando se busque implementar las reducciones de los impuestos a las sociedades, la reforma regulatoria y el gasto en infraestructura.

Desde Investing.com señalan que “las expectativas acerca de que la administración de Trump impulsaría el crecimiento y la inflación mediante los estímulos fiscales han hecho subir el dólar hasta máximos de 14 años durante las semanas previas a las elecciones”; sin embargo el billete verde se ha debilitado en las últimas semanas ante las dificultades de la actual administración por cumplir con su agenda legislativa. La siguiente semana, la atención se centrará en las reformas fiscales que presentará Trump al Congreso.

En este sentido, el dólar interbancario terminó la semana en 18.7865 pesos rumbo a los 18.4215 unidades que registró antes de la victoria de Trump el pasado 08 de noviembre. En la semana, la moneda nacional mostró un avance del 1.55% frente al dólar, ante la percepción de que Trump no cuenta con los apoyos suficiente para impulsar su política económica sobre todo en las medidas que puedan afectar a nuestro país.

El oro verde

Dentro de la compleja relación comercial que se puede vislumbrar bajo las promesas de campaña de Donald Trump, la importancia del aguacate resulta patente. Año con año la producción y exportación de esta fruta aumenta considerablemente teniendo como destino prioritario Estados Unidos.

El aguacate es el segundo producto del campo que más ingresos deja al país tan sólo después del tomate y ha desbancado al maíz como cultivo emblemático ante la menor productividad de este respecto a Estados Unidos.

En los últimos quince años, el consumo promedio de aguacate por parte de los estadounidenses se ha multiplicado por 2.5 veces, cifra que no encuentra similitud con productos de este tipo. El mercado estadounidense supone ya el 80% de las exportaciones mexicanas de aguacate y las ventas a nuestro vecino del norte se han duplicado desde 2010. Las exportaciones a Canadá han crecido 320% en los últimos seis años y a Japón un 100%.

Como datos finales: ocho de cada diez aguacates que se consumen en Estados Unidos son producidos en México, donde es posible exportar todo el año gracias al cultivo de altura y a que los árboles florecen hasta cuatro veces al año. Uno de cada tres kilos de aguacate producidos en el mundo son mexicanos. Nuestro país tiene la mitad del comercio mundial de la fruta. El segundo y tercer productor, muy alejados son República Dominicana y Perú. Se calcula que 110,000 familias mexicanas dependen directa o indirectamente del sector aguacatero.

Correo electrónico: rodrigo@chavezfierro.com

Miembro del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (Comexi)