imagotipo

Pasión por tu Bienestar – Bebe alcohol con más responsabilidad

  • Veva Palacios

Siendo realistas, el consumo de alcohol es algo que suele hacerse con regularidad en la mayoría de eventos sociales y de una manera desmesurada y poco responsable. Por ello hoy quisiera abarcar este tema y darte algunos tips acerca de cómo hacerlo de una forma más adecuada y sin tantos efectos negativos para tu salud.

Cuando tomas alcohol se absorbe realmente rápido por la mucosa de tu estómago e intestino (aproximadamente en unos 5 minutos) debido a que no requiere metabolizarse para ser absorbido por su bajo peso molecular, esto hace que entre a circular por todo tu cuerpo a los muy pocos minutos de haber sido ingerido a través de los líquidos de tu cuerpo. Ya metabolizado por el hígado, es eliminado a través de varias vías como la respiración, la transpiración, la orina y lo que incluya líquidos corporales, incluyendo las lágrimas; lo que suele explicar la común deshidratación que favorece además el dolor de cabeza. Se dice que su pico máximo en el cuerpo va de los 30 a los 90 minutos y sus efectos dependerán de su concentración en tu cuerpo.

En cantidades moderadas puede actuar como un tranquilizante o relajante, pero en cantidades aumentadas puede manifestar su efecto depresor, hacer que muchos se pongan violentos y pierdan la conciencia de lo que sucede, además de afectar la absorción de muchos nutrimentos, provocar colitis, gastritis y deshidratarte, entre muchas otras cosas. Por esto dentro de mayor porcentaje de agua tengas, menor concentración de alcohol y menores serán sus efectos; así como también dependiendo de la cantidad de alimento que tengas en el estómago. Esta es una de las razones por la que las mujeres suelen tener menor aguante, porque su porcentaje de grasa corporal es mayor y el de agua es menor que el de los hombres.

bebida

Quizás para muchos dejar de tomar sea un reto complicado, por lo que de menos te doy algunas sugerencias para hacerlo de manera más inteligente:

  1. No consumas bebidas alcohólicas con el estómago vacío.

  2. Bebe al menos 1 vaso de agua natural por cada bebida con alcohol.

  3. Toma tus bebidas lentamente, así podrás disfrutarlas más y quizás con menor cantidad te baste. Además te ayudará a conocerte mejor y saber cuál es tu tope sin llegar a sentir que pierdes el control.

  4. Antes de dormir toma suficiente líquido como agua de coco o puedes agregar al agua una pizca de bicarbonato, limón y un poco de miel para usarlo como especie de suero rico en electrolitos para conseguir mantenerte hidratado.

  5. Procura realizar actividad física para mantener un porcentaje de agua adecuado y, si realizas ejercicio, asegúrate de rehidratarte adecuadamente antes de beber cualquier cosa con alcohol.

  6. Consume probióticos diariamente e incluye algún protector para tu mucosa estomacal antes de consumir alcohol como aguacate, sábila o aloe vera.

  7. Conoce qué tipo de bebida le cae mejor a tu cuerpo. De por si por naturaleza toda bebida con alcohol acidifica y es irritante, pero finalmente algunas podrían sentarte mejor. Identifícalas e incluso VERITest (prueba de sensibilidad a los alimentos) puede ayudar a identificar los de qué fuente pueden ser más adecuados para ti.

nutricion@vevapalacios.com