imagotipo

Pasión por tu Bienestar – Engordar: uno de tus mayores miedos

  • Veva Palacios

Esta semana empecé a leer un libro acerca de cómo poder fomentar que nuestro cuerpo esté lo mejor posible con la dosis mínima eficaz; y cuando mencionaron que uno de nuestros mayores miedos era engordar me hizo asentar con la cabeza y confirmar que, sin duda, es un tema de todos los días para muchos de nosotros.

Comentaba que muchas veces pensamos que más es mejor (más tiempo o más esfuerzo o más dinero) y esto no es necesariamente cierto. Me encantó que decía que probablemente el mayor reto es resistir a la tentación de hacer más, porque fuimos educados en la creencia de que lo que vale la pena cuesta mucho. Pero no necesariamente es así.

Me imagino que tu intención es ahora estar sano o incluso querer perder esos kilogramos que aún no se han ido desde navidad, por ello quisiera que te plantearas un objetivo a corto plazo. ¿Cómo ves el cambiar 10 kilogramos de recomposición? Que no significa literalmente perder 10 kilogramos, sino modificar su composición aumentando músculo (quizás unos 7 kilogramos) y perdiendo 3 kilogramos de grasa para que luzcas y te sientas como una persona nueva.

Esto es algo más realista y que, sin duda, será el mejor de los comienzos para empezarte a sentir diferente. Pero como siempre digo,

  1. Tu primera pregunta debe ser: ¿realmente estoy convencido de querer hacerlo? ¿me mantendré fiel a mis cambios hasta conseguir lo que me he propuesto? Si en estas preguntas tienes un “si”, es tu momento para iniciar.

  2. No seas tan drástico, es mejor cualquier plan que sigas para iniciar mejoras, que uno con demasiadas exigencias que son difíciles de aterrizar en tu vida diaria. Sirve más el camino que te permite mantenerte constante y no el más complicado que te casi obliga a abandonar la tarea.

  3. Ten confianza en tu cuerpo y en su capacidad de cambio. Por más predisposición que tengas, a ganar peso o dificultad para perderlo, recuerda que no estás predestinado a estar gordo.

  4. Lo que importa no es lo que llevas a la boca, sino lo que consigues absorber. Asegúrate de tener salud digestiva y tener tu flora bacteriana funcionando adecuadamente. Cualquier duda encantada te apoyo a averiguarlo.

  5. Asesórate con un especialista. Muchos, incluso profesionales de la salud, pero no especializados en nutrición, quieren jugar a serlo. Asegúrate de llevar tanto un plan de alimentación como de ejercicio con personas enfocadas en esto.

En lugar de vivir con miedo a ganar peso, cambia tu pensamiento y acciones a positivo y podrás ahora enfocarte en alcanzar el peso que tienes en mente. Si te acercas paso a paso lo podrás alcanzar y mantener ¡Cuenta conmigo!