imagotipo

Pasión por tu Bienestar – Es tiempo de desaprender

  • Veva Palacios

“Para poder asumir ciertas enseñanzas hay que empezar por desaprender lo aprendido; para llenar un vaso, este antes debe estar vacío.”

La mayoría del tiempo tus creencias y lo que has aprendido en la vida se la viven dando vueltas en tu cabeza y es lo que define muchas veces las decisiones más importantes de tu vida.

Conforme a los principios que has decidido hacer propios, es que riges tu pensar y por lo tanto tu actuar. Sin embargo, si te pones a analizar, muchas veces tus ideas personales son las principales limitantes para que te puedas atrever a ver y hacer las cosas de una manera distinta, eficiente y muy probablemente incluso mejor. Por ello desaprender es clave, es necesario echar fuera prejuicios y construir nuevos paradigmas para crecer.

En el año 2010 se llevó a cabo en Puebla un encuentro con 30 mentes brillantes que decían como lema “No creas todo lo que piensas”, con la intención de hacernos reflexionar acerca de cómo muchas veces las experiencias te dan ciertos aprendizajes o lecciones que tomas como leyes de vida, sin dar siquiera cabida a cuestionarte si dicho aprendizaje aplica en todos los casos y si, en lugar de muchas veces ayudarte a evolucionar, pudieran estos mismos aprendizajes ser el principal obstáculo para progresar, para crecer, para avanzar en tu camino.

¿Te ha pasado que alguna vez escuchaste algún “conocimiento” de la vida o de nutrición con el que te casaste y no te has permitido siquiera probar si es cierto? Tal vez esa prohibición de comer fruta después de las 6 pm a tu cuerpo le resulta fabuloso, o dormir menos de 8 horas te permite sentirte con más energía, o te sienta bien hacer ejercicio en ayunas y probablemente desayunar como príncipe y no como rey ¿te lo habías acaso preguntado? ¿qué sabes tú de eso? ¿te consta? ¿lo has probado? Y con esto no estoy diciendo que necesariamente todas tus creencias tengan que ser desechadas, para nada, pero quizás de menos hoy puedes darles el privilegio de ser cuestionadas y puestas a prueba para ver si en realidad aplican en tu persona o no.

Recuerda que la mente tiene un poder mucho mayor de lo que puedes imaginar y que estas mismas creencias pueden estarte ayudando o perjudicando, así que imagina la joya que sería de ti si mantienes únicamente aquéllas que te potencian y desaprendes todas aquéllas que te frenan o impiden atreverte a hacer cosas diferentes.

Aunque no lo creas desaprender cuesta mucho más que aprender, es salir de tu zona de confort, vivir de una forma nueva, aceptar lo desconocido, adoptar ideas diferentes, desacostumbrarte a pensar y actuar como de costumbre, romper esquemas. Desaprender es funcionar desechando viejas lecciones y reaprendiendo nuevas ideas, crear nuevos juicios y creencias, poder utilizar esto para ser creativos, para innovar, para crear nuevos caminos hacia el objetivo que hoy tienes y vivir de una nueva manera al quedarte únicamente con lo que te hace mejor persona. Atrévete a hacerlo en todas y cada una de las áreas de tu vida y vive desaprendiendo todo aquello que te libera y te hace más grande.