imagotipo

Pasión por tu Bienestar – Trabajo en equipo para tu salud

  • Veva Palacios

Desde que somos pequeños y vamos a la escuela comenzamos a integrar a nuestra vida lo que es el trabajo en equipo, muchas veces resultando algo no tan sencillo de llevar a cabo porque es difícil de coordinar diferentes formas de pensar y de actuar, tenemos diferentes capacidades y ritmos para resolver las cosas, sin embargo, dentro de más pasa el tiempo, más me convenzo de la maravilla que es hacerlo; pues justamente es esta diversidad la que nos permite enriquecer ideas, proyectos y llevar a cabo cosas que no sabíamos por dónde.

Confieso yo era de quienes muchas veces decía “prefiero hacerlo sola” porque era tan perfeccionista que quería siempre darle el toque final a cada cosa que entregaba, sin embargo fue hasta el momento que una maestra me dijo “la vida es en equipo y el trabajo de clases debe ser así” que me di cuenta de esta gran riqueza era una herramienta extra que nos facilita y nutre lo que hacemos.

Por eso incluso si hablamos de salud o peso podrás darte cuenta que esta filosofía aplica al 100%. ¿Crees tú que si una persona tiene glucosa elevada le bastará únicamente con eliminar azúcar?, si tiene porcentaje de grasa elevado ¿le bastará con realizar actividad física?, si tiene problema en la tiroides o en su nivel de colesterol ¿bastará únicamente el medicamento? Definitivamente no.

Hoy más que nunca sabemos que los hechos son resultado del cúmulo de causas que en conjunto han propiciado las condiciones para que dicho resultado pueda llevarse a cabo. Por lo que, si buscas cuidar tu salud y tu figura, sin duda el tratamiento que mejor te resultará es el multidisciplinario, donde cada profesional de la salud trabaja contigo y en conjunto arreglan el funcionamiento óptimo de tu cuerpo tanto por dentro, como por fuera. Trabajo en equipo.

No siempre se tiene la oportunidad de hacerlo de esta forma. Sin embargo puedo garantizarte que si sumas, por ejemplo, el cuidado de tu alimentación con un nutriólogo que te ayude a mejorar hábitos en tus áreas de oportunidad, actividad física con alguna guía de algún especialista que tome en cuenta tu condición, la supervisión de un médico en caso de tener niveles clínicos alterados, psicólogo que te ayude tener una relación saludable con el alimento, un coach personal que te ayude a establecer tu plan de vida, o tomar lo que por prioridades sea más necesario, podrás fomentar cambios permanentes.

Probablemente llegará el momento en que digas “ y bueno… ¿qué habrá sido lo que más me ayudó a perder peso, recuperar mi nivel de salud o a conseguir aquello que tanto quería? Y ojalá que puedas llegar a la conclusión de que fue la suma de todos esos factores que hicieron que el cambio se consiguiera. El trabajo en equipo, donde cada quien aporta conocimientos del área que mejor conoce viendo al humano como unidad, es lo que consigue transformaciones exitosas.