imagotipo

Presencia de plagas en arbolado urbano

  • Heidy Wagner Laclette

El tema de las plantas parásitas en el arbolado urbano ha sido tratado en diversos foros, sin embargo en Querétaro ha sido insuficiente, pues muchos de los habitantes de la ciudad desconocen que existen plantas parásitas que están poniendo en serio peligro el vital recurso que constituyen los árboles que crecen en nuestros parques tal es el caso de la Alameda Hidalgo donde varios ejemplares –sobre todo –del tramo de Avenida Zaragoza tienen plaga.

A la par de la llegada de la primavera y con ello las altas temperaturas, las plagas se hacen presentes principalmente en árboles adultos, estas comúnmente propagadas de manera natural por medio de las aves, por la rotación de esporas, pero en su mayoría son contagiadas a través de las herramientas utilizadas por quienes realizan podas  y “olvidan u omiten” esterilizarlas con productos químicos o bien con pasta de ajo en las cuchillas antes de usarlas de nuevo en otro ejemplar.

Pero, ¿qué son en realidad estos parásitos y por qué están afectando al arbolado urbano? Los parásitos por definición, son seres que viven a expensas de otros, se trata de una relación simbiótica en la cual el huésped se alimenta del hospedero, debilitándolo y en casos extremos llegando a matarlo. Esta definición es comprendida relativamente fácil por el ciudadano común, ya que todas las personas hemos tratado con parásitos en nuestras mascotas y en nosotros mismos.

Las plantas parásitas, presentes en parques y jardines  tanto en la capital del estado como otras áreas urbanas de la zona metropolitana, durante primavera y verano son visibles a través de flores de color naranja intenso que cubren los árboles de mezquite (Prosopis laevigata), una imagen que disfruta mucha gente, sin embargo tras esa colorida floración se esconde una seria amenaza, pues no son flores de los árboles sino del parásito Psittacanthus calyculatus.

Ahora bien, el injerto de la flor naranja no ataca exclusivamente a los mezquites, también crece sobre una amplia variedad de especies que conforman la población de árboles urbanos, sin discriminar entre especies nativas y exóticas. Algunos de los hospederos más comunes de este parásito en la ciudad de Querétaro, además del mezquite son: huizache chino (Acacia schaffneri), varaduz o palo dulce (Eysenhardtia polystachya), alamillo (Populus tremulodes) y sauce (Salix bonplandiana) entre otros.

A pesar de que el injerto de la flor naranja es el más visible por obvias razones, existe otro parásito que tiene igual o mayor relevancia, tomando en cuenta el amplio rango de especies que afecta y la intensidad del daño provocado, ya que esta especie parásita crece en forma de enredadera y cubre rápidamente amplias zonas de la copa del hospedero, complicando mucho las acciones implementadas para su combate.

Esta especie es la Struthanthus quercicola o también conocida como “injerto de enredadera”. Este parásito tiene la capacidad de mimetizarse con el árbol hospedero, debido a que su follaje tiende a ser muy similar y que su floración pasa prácticamente inadvertida para las personas.

Las dos plantas parásitas descritas afectan gran cantidad de árboles urbanos de la zona metropolitana, y aunque faltan estudios que lo demuestren estadísticamente, expertos en el tema consideran que por lo menos un 20% de los individuos que conforman  la comunidad vegetal están plagados, inclusive se ha observado un número importante de mezquites y pirules infestados simultáneamente por ambas especies, en una intensa competencia por el hospedero, lo que seguramente acelerará el decaimiento de éste.

Psittacantus calyculathus y Struthanthus quercicola en un árbol de mezquite.

Cabe destacar que desafortunadamente no son las únicas especies de plantas parásitas presentes, existen otras, una que está diseminándose lenta pero agresivamente en algunas zonas de la ciudad, afectando a especies que normalmente han sido inmunes a otras plantas parásitas, se trata de la Cuscuta chinensis o bejuco amarillo, crece en forma de largos cabellos de dicho color (similar a la sopa de fideo), que invaden todo el follaje del hospedero, provocando aceleradamente su decaimiento, principalmente presente en ficus (Ficus benjamina), pirúl (Schinus molle), pata de vaca u orquideana (Bauhinia variegata) además por supuesto de pirules y mezquites tanto en zonas urbanas como rurales.

En síntesis, en los últimos años los árboles de las áreas verdes urbanas han presentado problemas de muérdago y cuscuta entre otras plagas. La falta de conocimiento sobre este tema por parte de las autoridades encargadas de mantener en buen estado el arbolado urbano ha ocasionado su propagación.

El muérdago es una planta parásita o semiparásita con flores que se unen al tallo de su hospedero (gimnospermas y angiospermas), compite con él por agua y nutrimentos e impide su desarrollo. Cuando su presencia es abundante sobre el árbol, provoca la muerte del mismo, sobre todo en aquellos lugares que están próximos al límite inferior de sus posibilidades de subsistencia.

Las enfermedades de las plantas se han conocido desde la antigüedad, pero generalmente fueron atribuidas a fuerzas sobrenaturales. La primera enfermedad vegetal para la que describió un origen patológico fue la caries o carbón del trigo producida por Tilletia caries.

Muérdagos han sido durante mucho tiempo una fuente de fascinación para los humanos, y las referencias a estas plantas parásitas se pueden encontrar entre las leyendas y supersticiones de personas en todo el mundo, que en muchos casos han contribuido a su control y extinción en zonas boscosas, al atribuirles poderes milagrosos y místicos,

La palabra “muérdago” proviene de las palabras anglosajonas “tan”(rama) y la segunda palabra es: “Se˜nol”(estiércol) que significa “excremento en la rama”.

*Agradezco de antemano sus comentarios y sugerencias en el correo electrónico heidydiario@yahoo.com.mx heidy.rtq@gmail.com en Facebook Heidy Wagner Laclette y en Twitter @heidyDiario

El muérdago es una planta parásita o semiparásita con flores que se unen al tallo de su hospedero, compite con él por agua y nutrimentos e impide su desarrollo.

El muérdago es una planta parásita o semiparásita con flores que se unen al tallo de su hospedero, compite con él por agua y nutrimentos e impide su desarrollo.

La cuscuta crece en forma de largos cabellos de dicho color, que invaden todo el follaje del hospedero, provocando aceleradamente su decaimiento.

La cuscuta crece en forma de largos cabellos de dicho color, que invaden todo el follaje del hospedero, provocando aceleradamente su decaimiento.