imagotipo

Producción de rana toro, un salto a los negocios internacionales

  • Heidy Wagner Laclette

El pequeño invernadero y la rusticidad de los estanques donde ranicultores queretanos crían rana toro, contrasta con las grandes oportunidades que existen en el mercado estadounidense para comercializar esta especie sui generis, exótica, antiquísima, que tiene un lugar reservado en la cocina internacional como platillo gourmet.

La rana toro es originaria de Estados Unidos y se introdujo a territorio mexicano en 1925, donde los productores del medio rural la han adoptado para su explotación comercial. En el estado de Querétaro y concretamente en el municipio de Corregidora existen criaderos de rana toro sin embargo esta actividad aún es incipiente.

Esto debido a que en México no hay cultura extendida en el consumo de rana. Existen dos tipos de mercado: el tradicional, personas que habitaban las cuencas aledañas al río Lerma, Xochimilco, Pátzcuaro, Chapala y Texcoco; y los restaurantes de alto gourmet, especializados en cocina europea.

Por lo tanto el gran mercado natural de rana es el de exportación, sobre todo hacia Estados Unidos, cuya demanda es de tres a cuatro mil toneladas de ancas y en Europa la cifra llega a 10 mil, pero sólo unas 800 toneladas provienen de sus sistemas de cultivo, según especialistas.

Ahora bien, la toro (Lithobates catesbeianus), es un anfibio explotado comercialmente, por su carne blanca, muy apreciada por su sabor, rica en proteínas, de alto valor biológico y casi exento de grasas y colesterol. Desde hace años, investigadores trabajan en el estudio de esta carne alternativa y demostraron que, el contenido graso de la pieza comercialmente más valiosa, las ancas, es muy bajo y que, ante determinadas dietas, esa propiedad se modifica. Pero, además de la cantidad de grasa, los alimentos se valoran por la calidad de sus ácidos grasos.

Los investigadores  buscan determinar el porcentaje de los diferentes tipos de ácidos grasos de la carne de rana toro alimentada con un balanceado comercial en criadero. Es por esto que, en el estudio, se analizan los llamados ácidos grasos esenciales o poliinsaturados, y los ácidos no esenciales o ácidos grasos saturados y monoinsaturados, dado que su proporción es muy importante en la definición de la calidad de la carne en el mercado. Dentro de los ácidos grasos esenciales se encuentran los ácidos esenciales linoleico y araquidónico, conocidos como Omega 6, así como el ácido linolénico u Omega 3, que deben tener una relación de 4 a 1 en la dieta humana y son muy beneficiosos para la salud.

De acuerdo a los primeros resultados obtenidos en la investigación, la carne de rana toro de criadero resulta muy recomendable para consumo humano por su elevado tenor de ácidos grasos esenciales y su buena relación de ácidos poliinsaturados y saturados. Los valores están de acuerdo a lo establecido por distintos organismos de salud y alimentación, y a las demandas del mercado.

Por tanto,  expertos afirman que la carne de rana  toro es un alimento sabroso y de fácil digestión, con alto tenor de proteínas y sales minerales, bajas tasas de grasa y calorías, y con un excelente valor biológico. Se enmarca en estas condiciones cuando el animal es alimentado con dietas en las que la grasa no supera el 3.4 por ciento y proviene de harina de pescado. Estas características, así como su peculiar composición por la presencia de aminoácidos que no pueden ser elaborados por el organismo y que son esenciales para la vida humana, hacen de la carne de rana un excelente agente terapéutico.

Esta tipo de carne  es utilizada en el control de la hipertensión, de la hipercolesterolemia e hipertrigliceridemia, y otros factores de riesgo aterogénico como enfermedad coronaria, infarto de miocardio o accidentes cerebrovasculares. También es recomendada para pacientes con trastornos gastrointestinales e indicada en la dieta de los atletas, de los niños, de personas ancianas y convalecientes, así como a las que son alérgicas a proteínas animales por su carácter hipoalergénico.

Es capaz de mejorar el sistema inmunitario de resistencia a las infecciones y presenta una gran versatilidad en cuanto a su uso culinario ya que puede ser usada en gran variedad de platos, por ser un alimento de sabor agradable, con excelente potencial de aceptación y muy apreciada.

Por lo tanto, es necesario que la carne de rana conserve sus ventajas competitivas en el mercado, derivadas de su escaso contenido de grasas y colesterol. Para ello son fundamentales los diferentes tipos de dietas, ya que pueden provocar efectos sobre la composición química o calidad de la carne.

La producción de rana toro va en aumento en Querétaro.

La producción de rana toro va en aumento en Querétaro.

*Agradezco de antemano sus comentarios y sugerencias sobre temas agropecuarios y ambientales en el correo electrónico heidydiario@yahoo.com.mx en Facebook Heidy Wagner Laclette, en Twitter @heidyDiario