imagotipo

Satiricosas – Domingo soleado

  • Manu Dornbierer

El domingo pasado 27 de agosto, fue la asamblea de la UPOEG que dirige Bruno Plácido y tuve la oportunidad de estar presente por segunda vez en un evento de las policías comunitarias de Guerrero. Llegaron en camionetas de campo o pick-up abiertas y sentados con fusiles pequeños a la vista de decenas de policías del pueblo, de diversos municipios. Los narcos tienen grandes y sofisticadas armas de uso exclusivo del Ejército que les venden los gringos. Nada qué ver con la “información” de Milenio para desacreditar este tipo de reuniones de supuestos vehículos de lujo y bla,bla, bla. gubernamental.

Pero más alto que ninguno con uniforme militar y arma importante un guardia estatal, según me dijo, cuida a Plácido. De parte de quién, le pregunté pero por supuesto no obtuve respuesta clara. ¿Será por instrucciones de la ONU como escuché decir?

No me arrepentí de haber aceptado la invitación, para ver, escuchar, sentir cómo es la gente a la que el gobierno-que no sabe ni puede ni quiere cumplir con sus obligaciones en seguridad- tiene en la mira y desacredita a más no poder. Asegura que las policías comunitarias están aliadas a los malosos de todo tipo, entre ellos los narcos. Plausiblemente, es al revés.

Fue interesante y hasta sorprendente, escuchar a los oradores de una agrupación na-tu-ral y po-pu-lar, expresarse como lo hicieron varios además del jefe citado Bruno. Los oradores, como se dice “gente sencilla del campo”, pero politizada, conocedora de su entorno sí, y harta también, fueron mucho más convincentes que los funcionarios formales en semejante circunstancia.

La reunión se dio en una cancha de Basket Ball, en la comunidad de Tecomate de Pesquería, municipio de San Marcos. Se trataba de la Asamblea estatal de la Unión de Pueblos y Organizaciones del estado de Guerrero UPOEG para conformar el Consejo de Autoridades Civiles y Agrarias Estatal y para legalizar, legitimar y regular el buen funcionamiento del sistema de Seguridad comunitaria y dar seguimiento a la agenda de las mesas de trabajo. Se aprobó por unanimidad la voluntad de dialogar y buscar alianzas con municipios indígenas de otros estados de la República para promover la libre determinación y defender la elección por sistema normativo propio de Usos y Costumbres.

La población mexicana está ya lejos de estar “en babia” como hace años y por desgracia, como lo están sectores que se sienten superiores porque tienen lana, la vida más fácil y creen ser la “mamá de Tarzán”, como decimos los de mi generación, porque al pobre Tarzán ya solo se le recuerda en Los Flamingos en Acapulco, donde vivió y a lo mejor comió el rico pozole del establecimiento.

La gente está harta de la incapacidad del gobierno, de la falta de atención, de la injusticia social, de la mala fe gubernamental, además de la falsedad EN LOS TRES NIVELES DE GOBIERNO, pero a la par quiere mantener su lucha en paz y con inteligencia. Estas huestes de Bruno Plácido no se parecen para nada a las que van a recibir una torta y un refresco con su credencial en la mano para votar por el que le digan los funcionarios que por tan poco la compran. Esta gente entiende que hay que arreglar cuando menos la región en la que vive, trabaja y se desarrolla. Ese es el verdadero patriotismo y si todos los ciudadanos pensaran así, otro gallo nos cantaría.

Hay naturalmente innumerables dificultades para los que quieren tomar en sus manos la seguridad general que el gobierno no garantiza. -Enfrentamientos con otras asociaciones similares o rivales (cuando no montadas por el propio gobierno), exigencias de desarme de los funcionarios, sospecha constante, mala vibra de algunos diarios, etc. Claro que no le conviene al gobierno tener que gobernar a mexicanos como estos, con la cabeza en alto y no cejan en su afán de desacreditarlos. Ya no son “la clase humilde”, son “la clase brava y digna”. Felicidades.

CDMX Y LOS UBER

A veces hay que venir a esta bien que mal amada capital. Hace tiempo que la gente prefiere los muy buenos autobuses por razones tanto económicas como de comodidad. Pero el problema, ya expuesto aquí, para ciertos pasajeros es un virus del aire acondicionado que te enferma por semanas. ¿Por qué no desinfectan los ductos con frecuencia? Esta vez volé en una pequeña línea aérea Aeromar en la que creo haber sido la primera y única pasajera entre Toluca y Acapulco hace 30 años, en 1987. Excelentes y cómodos aviones franceses que volaban entonces entre las islas de la Polinesia. Quién sabe a cuál ricote de los conocidos políticos pertenecerá ahora, pero es un vuelo estupendo.

En el trayecto, como siempre, platiqué con el chofer de taxi de su tema predilecto, pues los taxistas son grandes receptores y difusores de información tangible: La desleal competencia de los Uber que ya están siendo expulsados de muchas ciudades en todo el mundo y muy disímbolas, estadunidenses como Portland, Oregon, el estado de Nevada, Las Vegas y otras que se me escapan. Y en Asia, Tailandia, la capital de India New Delhi, Vietnam. París, Bruselas, Madrid y Barcelona, en Alemania, en Italia, Sidney, Australia, entre otros.

En México, me dijo el chofer, abusan y no pagan ninguno de los gastos que nos imponen a nosotros, en el aeropuerto, por ejemplo ni rentas ni están sometidos a la regulación. Y es que muchos funcionarios y diputados son dueños de cientos de Uber y hacen el gran negocio, empezando por altos funcionarios. No es la primera vez que uno de esos informantes me asegura que el propio jefe de Gobierno, Mancera, posee tres cientos coches que le trabajan como protegidos Uber.

En Tabasco y Yucatán tienen una forma aparentemente más justa. Los dueños de coches pueden ayudarse con Uber siempre y cuando sean ellos, los que los idea, que por cierto cambian con frecuencia. Y son conocidos los fraudes bancarios a través del concepto Uber. Lo supe en carne propia con Santander.

 VIOLA 8 LEYES FEDERALES EL METROBÚS

Y ya metida en el caótico tránsito capitalino, es necesario regresar al tema que no se acaba del metrobús que se le ocurrió a Mancera meter a fuerza en la más bonita avenida del país, el Paseo de la Reforma. El especialista en Planeación Urbana Édgar Sánchez Barrientos, denuncia que la línea en cuestión, la No. 7 del metrobús VIOLA OCHO LEYES FEDERALES Y LOCALES: Entre ellos el artículo 42 del Reglamento de la Ley Federal de Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticas e Históricas al no solicitar el permiso previo del INAH. Empezó Mancera a cavar en enero, solicitó el permiso en abril y lo obtuvo hasta el 19 de mayo.

Y aquí de paso jalón de orejas al INAH por haber otorgado dicho permiso tardío y sin consultarlo con la población dueña de esta ciudad, los capitalinos. ¿Hubo moche o qué? Reforma es hoy un desmadre o mejor dicho despadre. Hay que salvarla.

Y lo peor de todo, es que el gobierno capitalino que se queja de que no tiene dinero, como bien dice Ramón Ojeda se pasó de listo al adquirir autobuses por casi mil millones de pesos ANTES de contar con los permisos necesarios para la línea del metrobús, invento de Mancera y que con esto (y más, claro) ha quemado sus posibilidades de popularidad para el 2018, ya bastante dañadas entre los capitalinos y más aún si es como se dice por ahí el candidato de la amplitud chucho perredista-panista.

¡25 mil millones de pesos le dará el INE a los partidos para la farsa que colocara “donde hay” a unos miles, en tanto millones no saben ni como terminar el mes!

Librosdemanú@gmail.com