imagotipo

Satiricosas – “EL EJÉRCITO Y SOBRE TODO, DIOS… nos protegerán”, dijo Donald Trump

  • Manu Dornbierer

El copetón habló mucho de Dios en su deslucida toma de posesión del 20 de enero de 2017. Pero se le fueron los pies al citar al Ejército gringo, of course, antes que a Dios, como protectores de los  Estados Unidos. El magnate-presidente estuvo fatal y arrancó lógicamente pocos aplausos. Su discurso -que él  mismo escribió – fue vacío, esquemático, equívoco, pero con visos crípticos por momento; quizás no hubiera sido tan “religioso” no obstante la costumbre poco laica del vecino país, si Trump no tuviera broncas con los evangelistas, como Moore y con el propio Papa que hizo a la prensa la siguiente declaración durante su campaña a propósito de la  obsesión trampista con el muro de México:

“Una persona que solo piensa en la construcción de muros, una y otra vez, y no en hacer puentes, no es un cristiano”, expresó Francisco, previo a reconocer que “es un animal político”, haciendo referencia a una frase de Aristóteles que significa en el pensamiento filosófico, que el hombre no puede ser concebido fuera de su relación con el Estado en su condición de ciudadano. Ad hoc.

Por eso, como si estuviéramos en otros tiempos, ayer juró Donald Trump que “defenderá el Cristianismo”.

Y  como por casualidad, aunque ha estado dando lata con la raza blanca y sus maravillosas cualidades, ayer fueron jueces de raza negra los que tomaron la protesta del vicepresidente Pence y luego del propio Trump.

No olvidemos los problemas de  meses y meses de las policías racistas  estadunidenses que disparan muy frescos a negros o latinos. No se hagan los locos.   

Se anunció que “El ex alcalde de Nueva York Rudy Giulani, especialista en seguridad será su gurú en temas de piratería informática tras el escándalo provocado por el hackeo ruso en la campaña electoral estadunidense”.

Este tipo, Rudy Giuliani, aquel al que el inefable Marcelo Ebrard contrató por 4.3 millones de dólares en la Ciudad de México, dijo hablando de Barak Obama, presidente de USA (2008-2017):  “No creo -y sé que esto es una cosa horrible de decir- pero no creo que este presidente ame a América. No os ama a vosotros. Y no me ama a mí. No fue educado de la manera en que vosotros y yo fuimos educados en el amor a este país”.

Los temas tocados en el discurso fueron raquíticos y egoístas , todos referentes a los sectores que hicieron ganar al copetón. Jamás mencionó por ejemplo “el cambio climático” que sólo afecta a la humanidad, al planeta Tierra. Según la ONU de los actuales 7.300 millones personas pasarán a 8.400 millones en 2030 . A la industria gringa le molesta que la estén moliendo con este tipo de “sandeces”. Los gringos fabricantes de todo, son en muy alto grado culpables de la contaminación planetaria ergo del cambio climático. Pero se quieren lavar las  manos.

PREGUNTAS A TRUMP TRAS LO QUE DIJO.  

DT.-“Una a una, las fábricas han cerrado, sin pensar en los millones de estadunidenses. La riqueza de la clase media se ha salido de nuestros hogares. Pero ese es el pasado. Y ahora estamos viendo hacia el futuro”.

– ¿Podría  el señor Trump ofrecer una lista de sus propias empresas que se salieron  y decir en dónde fabrica o fabricaba  us productos para que le salieran  más baratos?  

DT.- “Vamos a sacar a nuestra gente de los sistemas de beneficencia para que tengan empleos: que construyan los caminos, todo con las manos estadunidenses”.

– ¿Y mientras?

 Pero  es  una  buen  idea para el  gobierno de México. Pongan a los sin empleo de  aquí y  los  que  regresen a  hacer  caminos. Y a  alcaldes y jefe de gobierno de la  CDMX a arreglar las aceras que son un horror y los mexicanos tendremos que  caminar por el precio la gasolina que le compran a los gringos…

DT.- “La Biblia nos dice lo bueno que es cuando el pueblo de Dios vive conjuntamente la vida”

 – ¿Los gringos son “el pueblo de Dios”? ¿qué no eran los judíos a los que escogió primero?

DT.- “A partir de este día va a ser sólo primero Estados Unidos”.

 – ¿Qué no siempre fue así y cada día peor?

EL  YERNO

El nepotismo de Donald Trump no se ha hecho esperar. Por inexperto en política o por cínico, por lo pronto nombró a su yerno, otro hijo de papá magnate en bienes raíces, su Consejero en la Casa Blanca. Se llama Jared Kushner.  

Según muy seria nota: “El nombramiento como consejero ha despertado polémica entre la comunidad legal de Estados Unidos, pues se cree que incumple una ley federal de hace 50 años. El equipo de transición afirmó que no hay impedimentos legales para que Jared Kushner trabaje en la Casa Blanca, porque la ley antinepotismo aprobada en 1967 no se aplica al equipo del presidente. El magnate de los bienes raíces se atiene a una interpretación de la ley en sí, respaldada por una decisión judicial de 1933, así como a una cláusula separada de ley federal de 1978 que permite al presidente nombrar al personal de la Casa Blanca “sin importar cualquier otra cláusula de ley” relacionada con el empleo. Sin embargo, varios profesores de derecho y ética entrevistados por The Associated Press no se mostraron tan seguros.

Un “turbio escenario legal” fue la descripción que dio Norman Eisen, que sirvió como abogado de ética de gobierno para el presidente Barack Obama. Kathleen Clark, profesora de derecho en la Universidad de Washington en St. Louis, indicó que su análisis sobre el estatuto contra el nepotismo que firmó el presidente Lyndon Johnson es que sí se aplica a la Casa Blanca.”El Congreso no introdujo en su ley una excepción para la Casa Blanca. Es bastante amplia en su alcance. Afecta a la rama ejecutiva, la rama legislativa, la rama judicial, el gobierno en D.C.”, dijo Clark. Gerard Magliocca, profesor de la Facultad de Derecho McKinney de la Universidad de Indiana, dijo dudar que la ley pueda aplicarse a miembros del equipo presidencial sin plantear problemas constitucionales. “Resulta difícil ver por qué el Congreso tiene la autoridad de limitar a los miembros del equipo presidencial”, comentó.

LAS CIUDADES “SANTUARIO”

Se duda de que Trump pueda gobernar con tan escasos conocimientos y cánones como los que mencionó en su discurso “que él mismo escribió”. Votaron por él los más ignorantes rancheros. Pero no los citadinos. Las protestas en Washington que tuvieron que combatirse con gases lacrimógenos y demás, son señal de su baja popularidad. Es el presidente de las últimas décadas con menor puntuación: apenas 40% de aceptación. Se sabe que Clinton tuvo más de 3 millones de votos populares que él, pero el sistemita “democrático” de USA impone al que los poderosos quieren. Remember el horrible George W. Bush ganando en similar situación a Al Gore.  

Por lo pronto hay ciudades enteras opuestas al gobierno que ayer se estrenó en Washington. Son las ciudades “Santuario” como San Diego, Los Ángeles, San Francisco, Miami, Chicago, Seattle, Houston, Phoenix, Austin, Dallas, Washington D.C., Detroit, Salt Lake City, Minneapolis, Baltimore, Portland (ambas Maine y Oregon), Denver, New York City, y todo el estado de New Jersey.

 “Son más amigables con los inmigrantes. Los gobiernos locales no expresan abiertamente su bienvenida a los inmigrantes ilegales, sin embargo se dice que su trato hacia ellos es menos discriminatorio que en otras ciudades. En las ciudades santuario, la gente tiende a dar más apoyo a los inmigrantes ilegales alrededor de la comunidad. Algunos ejemplos pueden incluir activistas inmigrantes y grupos de la iglesia”.  Por eso se llaman “Santuario” y podría agregarse: “de los valores humanos”.  

POSTDATA: EL “REGALO DE BODAS”

En calidad de “regalo de bodas” de esos que muchos llevan de último momento al banquete, el gobierno de México envió al Chapo Guzmán de sopetón a Nueva York y nadie está defendiendo al súper narco, pero según sus abogados, lo hicieron sin cumplir con la ley mexicana. Se vieron Peña y Videgaray tristemente agachones. Si no nos saben defender, por lo menos no nos avergüencen más. Ya  fue bastante la  burla de “la gallina”.

manoudornbierer@gmail.com