imagotipo

Satiricosas – Francia y sus debates-combates

  • Manu Dornbierer

Hoy por hoy las campañas políticas no sólo conciernen al país que las está organizando… o padeciendo. La globalización por desgracia es irreversible. La campaña gringa Trump vs. Clinton del año pasado involucró al mundo entero, pero no es la única de ese tenor de “boxeo” entre dos conceptos encarnados en dos candidatos (y partidos) que se comportan como endemoniados enemigos. Más que debates son combates encarnizados que coronan a campañas sucias.

Y lo curioso es que el que maneja los hilos de las campañas, el NWO – en español Nuevo Orden Mundial- utiliza a candidatos variopintos, en USA, al mismo tiempo, a la demócrata Clinton y al “republicano” Trump, al que le dio una “barnizadita” de pacifista con su supuesto entendimiento con Putin (en lo personal ingenuamente me tranquilizaba en materia de paz mundial ) y véanlo hoy pagándole a Afganistán para probar su “bomba madre no nuclear” y enviando a Corea flota y media con cargamento nuclear.

DOS FRANCIAS

La actual campaña presidencial de Francia que termina mañana domingo 7 de mayo con la elección de un Presidente para los próximos 5 años, igual tiene por supuesto profundas repercusiones continentales y mundiales. El debate entre Marine Le Pen y Emmanuel Macron, (3/5/17), fue muy claro, pero más ilustrativo el posdebate, llamado “Dos Francias” televisado el jueves 4, complicado técnicamente porque opinaron demasiados de lo que hoy realmente cuenta LA ECONOMÍA.

Sólo que de lo que se trata en estos momentos del mundo en la mente de los votantes para los cuales no sólo el dinero es el dios, es escoger entre su nacionalismo particular, su derecho a ser quienes son, y un neoliberalismo cada día más duramente impuesto por el Nuevo Orden Mundial que lleva muchos siglos tratando de apoderarse del planeta Tierra. Por desgracia, se antoja irreversible para la mayoría aunque no para los países que lo impusieron a principios de los años 80, GB y USA, a través de Margaret Thatcher y Ronald Reagan, que (terminaron con alzheimer ambos).

Y lo curioso es que para lograr su fin el NWO utiliza por igual a candidatos etiquetados de Derecha como Donald Trump en USA o a “centristas” exizquierdistas falsos, como Emmanuel Macron hoy en Francia, proveniente de la gestión fracasada del presidente Hollande, por lo que tuvo que moverse al centro y ponerse el nombre de “En Marche!” que en inglés es el conocido slogan de George Soros “On the Moove!”.

El debate por la presidencia de Francia del miércoles 4/5/17 entre Emmanuel Macron y Marine Le Pen, fue fuerte, y hasta grosero pero fue sobre todo, un diálogo de sordos porque los dos candidatos están en otro diapasón. La prensa internacional, la que conviene a los banqueros que manejan al mundo, dio como ganador al joven Macron con un 60 por ciento. Es un heraldo indudable del Nuevo Orden Mundial. Su inteligencia vela un poco esta realidad, pero no la borra. Bien dijo por ahí un día el torpe del presidente Hollande sintiéndose Luis XIV: “Macron c’est moi” (Macron soy yo). Y se sabe que Soros es el padrino…

RUSIA INMISCUÍDA Y MUCHAS FRASES CLAVE

Recordemos que Hollande se peleó con los rusos que habían ya pagado a Francia parte de los barcos “Mistral” que les habían vendido. USA los obligó a cancelar la operación. El asunto (lo retomaremos en detalle otra ocasión) terminó con la devolución del dinero a los rusos y la venta de los “peligrosos” barcos nada menos que a Egipto.

Por su parte Marine Le Pen recibió para su partido dinero de bancos rusos y cuando le preguntaron por qué no acudió a bancos franceses explicó que no le quisieron prestar. Y es que los bancos que en su mayoría pertenecen a los Rothchild y otros judíos no olvidan que Jean-Marie Le Pen, padre de Marine, es un furioso antisemita que hasta ha negado el holocausto.

En un espacio limitado como éste convienen algunas frases sobresalientes más que explicaciones de otros:

– Macron “Yo no quiero pactar con Putin”.

Macron a Le Pen: “Usted no es digna de ser la garante de las instituciones porque las ha amenazado”.

“Deje tranquilo al general De Gaulle”.

“¿Va a poner a agentes de aduanas contra terroristas? No están formados para luchar contra terroristas. Es irrealista”, sobre su propuesta de “recuperar” las fronteras nacionales.

“Su proyecto es mortífero”, sobre su propuesta de salir de Europa y del euro.

Le Pen a Macron: “Francia será gobernada por una mujer. Ya sea madame Merkel o yo” (…)

– “Usted representa a la Francia sumisa”.

“No solamente carece de un proyecto (contra la radicalización) sino que es complaciente con el fundamentalismo islámico”.

Para los que no nos basamos sólo en ETIQUETAS (derecha, izquierda, etc.) que a estas alturas ya no son definitivas -y hasta para los que somos enemigos de la derecha- sobresalen frases de Marine Le Pen que le han ganado una gran popularidad:

– Soy la única candidata que habla del fundamentalismo islámico.

– “Quiero volver a poner orden en el país acabando con la delincuencia y el terrorismo”.

– No quiero cerrar las fronteras quiero simplemente tener algunas.

– “Me sorprende que esperen que la Unión Europea haga el esfuerzo de recibir a estos inmigrantes.

  • Marruecos puede hacerlo,
  • Argelia podría hacerlo,
  • Turquíapodría hacerlo y ellos podrían participar en el esfuerzo de reimpulsar las economías de estos países que acaban de deshacerse de sus dictadores”.
  • “Ofrecemos incluso a losclandestinos, una educación gratuita para sus hijos, un alojamiento social, el abono integral de todos sus cuidamos”.
  • “Quiero que un Estado financie una mezquita en nuestro país si no prohíbe sobre su territorio el financiamiento de lasiglesias católicas o de cualquier otro culto.”
  • “Que un hombre comoRajoy luche contra mí es una excelente noticia”.

Marie Le Pen quiere para Francia independencia y la equidistancia en sus relaciones entre Rusia y Estados Unidos. En cambio Macron parece ser hombre del NWO y está francamente contra Putin. Lo vemos con claridad hoy por ejemplo con la tendencia de Francia contra el presidente sirio Assad, pasando por alto que los rebeldes sirios fueron en buen a medida hechura gringa (por cierto igual que en Venezuela).

Menos ducha en la economía que el que fue ministro de esa materia de Hollande, Marine Le Pen perdió ese round, frente a Macron. Y quizá sería demasiado relajo para el mundo lo que ella ofrece: Volver al franco y mantenerse en el euro internacionalmente ¿Sin dejar el euro volverían las naciones a sus propias monedas?

Muchas opiniones masculinas le son adversas, lo que huele a machismo, digan lo que digan, pero la opinión de una mujer, Francine Lavoie, convenció seguramente a muchos, de que no es tan ultraderechista como se dice. Explica bien lo que sienten muchos franceses que sin ser de derecha la siguen:

“… Madame Le Pen está mucho más cerca en la mayoría de los valores que defiende, de nuestro combate para conservar nuestro idioma, nuestra forma de ser, nuestra cultura. Macron es lo contrario, es mundialista. Jamás defenderá la cultura francesa de la que reniega por otra parte, y aún menos, la laicidad. Ese candidato que mandaron en paracaídas no es lo mejor para los franceses cuya desilusión está plenamente justificada”.

librosdemanu@gmail.con