imagotipo

Satiricosas – No lloren por Hillary

  • Manu Dornbierer

Como por lo visto adivinó Peña Nieto tiempo atrás, Trump ganó la vergonzosa elección de USA 2016 al apelar a los más bajos instintos de la masa gringa. La candidata demócrata en cambio fue rechazada entre otros, por los cubanos de Miami aquellos viejos de la “enchilada” de Jorge Castañeda que produjo en su entonces jefe Fox, gato de Bush, la grotesca conversación que acabó con la amistad de México y Cuba y produjo el histórico “Comes y te vas” (ver mi quinto libro de mapamundi “Dejé en Cuba mi corazón”). Hillary perdió también por el voto pro Trump de muchos latinos díscolos…

Sin embargo hubo mucho más tras la segunda y tremenda derrota de Hillary Clinton por la presidencia de su país. Más allá de la blanca masa ignorante del medio oeste que votó por Trump, muchos otros gringos más sofisticados y conocedores de la verdad histórica, no votaron por ella debido a su conocida falsedad y deshonestidad económica. Si Bernie Sanders hubiera sido el candidato demócrata probablemente hubiera cambiado al mundo. En uno de sus célebres correos hackeados ella opina de su oponente demócrata Bernie Sanders y sus seguidores que son gente “que vive en el sótano de sus padres”. Sí, los demócratas se equivocaron y no ganaron con ella. En cambio nos dejan a un peligroso energúmeno a la cabeza del planeta.

Lo que empujó a los estadunidenses _ que no americanos como siguen autollamándose_ que entendieron que esta vez no se trataba sólo de votar como dicen por “el candidato que odiamos menos”, fue la necesidad de un cambio que ella no garantizaba, al contrario. Otros, menos ignorantes que los del centro, SÍ sabían qué clase de política es Hillary Clinton y no la apoyaron. Desde luego el complicado sistema electoral gringo demostró una vez más su vetustez. No es sufragio universal.

Lo que realmente pesó sobre las conciencias de los votantes más preparados fue la actuación nefasta de Hillary como Secretaria de Estado de Barak Obama. Ella hizo mucho daño en varias partes del mundo. El que mejor lo sabe es un periodista australiano que está prisionero en dos habitaciones de la embajada de Ecuador en Londres, y ha tenido tiempo los 58 mil correos electrónicos con los que jugueteó Hillary Clinton y que wikileaks publicó.

JULIAN ASSANGE LA CONOCE COMO NADIE

 El hombre ha sido hasta amenazado de muerte por el gobierno gringo por “saber demasiado” sobre la detestable política exterior de Estados Unidos. Por eso no puede poner un pie en la banqueta londinense, pero a la embajada de Ecuador llegó otro paisano australiano, John Pilger (John Pilger Special) por cortesía de Dartmouth Films, para hacerle una entrevista exclusiva que fue emitida por el canal ruso RT.

En ese documento, el fundador de WikiLeaks informa cosas tan graves como que “la aspirante demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton “fue la figura clave en la destrucción del Estado de Libia”. Los correos electrónicos de Clinton revelan un plan maestro, nacido meses antes de la intervención de Occidente en Libia en marzo de 2011, para convertirla en el tema principal de su mandato como secretaria de Estado y en un podio desde el cual pudiera cumplir sus sueños presidenciales. “Libia fue la guerra de Hillary Clinton […] algo que ella utilizaría para presentarse en las elecciones generales presidenciales, recalca el fundador de WikiLeaks. Mientras el presidente de EE.UU., Barack Obama, se oponía, Clinton la “defendía”. “Eso está documentado en sus correos electrónicos”, subraya Assange.

La destitución del entonces presidente libio Muamar el Gadafi y la destrucción de Libia costaron alrededor de 40.000 personas victimadas. “Llegaron los yihadistas, llegó el Estado Islámico“, lo que desató la crisis europea de los refugiados y los inmigrantes, dice Assange.

En la entrevista, el fundador de WikiLeaks también se refiere a que “Hillary Clinton se resistió a la investigación del FBI”. Si analizamos la historia del FBI, vemos que siempre se ha desenvuelto como la policía política de EE.UU. Cuando obligó a renunciar al director de la CIA David Petraeus en 2012] por un escándalo de relaciones extramatrimoniales, demostró que casi nadie era intocable. El FBI siempre ha intentado demostrar aquello de que ‘nadie puede resistirse’. “Pero Hillary Clinton se resistió abiertamente a la investigación del FBI. Esto los hizo ver débiles y originó un malestar en la oficina de los federales”, señaló Assange.

Esa cuestión dio paso a la reapertura de las investigaciones contra la candidata demócrata, anunciada recientemente por el director James B. Comey, y relacionadas además con el reciente escándalo sexual del ex esposo de Huma Abedin, asesora de la candidata. Aunque Clinton ha negado categóricamente que haya manejado información clasificada, varios altos funcionarios de la política estadounidense sostienen que la nueva evidencia demostraría que las cuentas de Clinton fueron ‘hackeadas’ por otros países. “Según Julian Assange, los correos publicados por su organización demuestran en realidad un asunto mucho más importante que la simple irresponsabilidad en la utilización de un recurso técnico estatal. Hay un trasfondo que está inmerso en todos estos correos. Una especie de ‘pago por jugar’, como dicen ellos, que refleja el enorme flujo de dinero que representa intereses de gobiernos, personas y corporaciones”.

Assange cree que Clinton, en su carrera hacia la Casa Blanca, está detrás de toda una organización manejada por varias entidades políticas y corporativas. Afirma que Clinton “es el punto central de las operaciones de un sistema manejado por grandes entidades bancarias como el Goldman Sachs, los mayores agentes de Wall Street, la inteligencia, el Departamento de Estado, los saudíes y más personas. “Ella es el eje central encargado de interconectar a los elementos que gozan del poder real en EE.UU.”, Julian Assange.

“Los correos que publica WikiLeaks son, según su fundador, una muestra clara de todos estos vínculos de influencia”. Assange asegura que más allá de una imagen de esperanza y de cambios proyectada por Barack Obama, su campaña presidencial de 2008 “en realidad estuvo muy pegada a los intereses de los bancos”. “De hecho, en uno de los correos de Podesta publicados recientemente se puede observar cómo la mitad del equipo de Obama fue prácticamente designado por un representante de Citibank”.

Es increíble”, sostiene Assange.

 Durante la entrevista, Pilger se interesó por la permanencia de Assange en la embajada de Ecuador. “Mucha gente se pregunta: ¿por qué simplemente no sale de aquí y permite que lo extraditen a Suecia?” Según Assange, las Naciones Unidas han concluido que su detención en la embajada ecuatoriana en Londres es ilegítima y solicitó formalmente a Suecia que reconozca el asilo otorgado por Ecuador. “No, no lo haremos”, fue la respuesta sueca según Assange, quien considera que esto lo convierte en un preso político de Occidente: “Occidente mantiene prisioneros políticos. Es una realidad y no se trata solo de mí”, aclara Assange. “Hablando del caso de Suecia, es un país en el que nunca he sido acusado de cometer crimen alguno, donde he sido declarado inocente, donde la mujer por sí misma ha declarado que fue presionada por la Policía, un caso en el que la ONU formalmente dice que todo esto es ilegal, donde Ecuador investigó y consideró que debe otorgarme el asilo. Todos estos son hechos concretos. ¿Pero cuál es el discurso oficial?, se cuestiona Assange”.

Por otra parte si Hillary fue capaz, contra la voluntad de Obama mismo, según los correos, de promover la destrucción del país africano y petrolero y su poderoso antiyankee, presidente Gadafi, para dejar en el caos a Libia e iniciar el tremendo éxodo musulmán hacia países europeos ¿de qué no sería capaz siendo la gran jefa de la Casa Blanca? Así que no la lloren ni la compadezcan.

Veremos otro día los problemas que causó en América Latina, en Venezuela, en Honduras, en el mismo Chile, en apoyo a las ricas élites derechistas, y lo que sigue haciendo su sucesor Kerry en Argentina, Brasil y lo que queda de cualquier país que no se somete.

Librosdemanu@gmail.com