imagotipo

Sólo para Villamelones

  • Manuel Naredo

 

Ignacio Sanz de Santamaría fue un ganadero colombiano que se distinguió por una pasión desbordante por la llamada Fiesta Brava. Tanto que, allá cuando el siglo veinte aún era joven, donó un terreno en Bogotá y aportó recursos económicos para construir la primera plaza de toros de concreto armado de la capital de aquel país sudamericano.

Y aunque don Ignacio no pudo ver en vida resultados muy positivos, en cuanto a afición y asistencia a su plaza, a la postre aquel coso se convertiría en un icono taurino de Colombia y llevaría su nombre: la Plaza de Toros Santamaría, de Bogotá.

Declarada como Monumento Nacional de Colombia, la Santamaría es la heredera de una tradición taurina que data de la época colonial y había tenido como antecedentes diversos espacios públicos y un par de plazas con tendidos de madera que acabaron por desaparecer. La plaza construida por los ingenieros Adonaí Martínez y Eduardo Lazcano, e inaugurada en 1931 con un festejo integrado por Manolo Martínez –homónimo del de Monterrey-, Ángel Navas y Mariano Rodríguez, fue complementada años más tarde por una fachada de ladrillo estilo mudéjar, diseñada por el arquitecto Santiago de la Mora.

Por casi un siglo entero, la Santamaría fue escenario de infinidad de corridas de toros, pero también de presentaciones artísticas de muy diversas características, convirtiéndose en un referente bogotano.

Todo hasta que en el 2012, el entonces alcalde la de la capital colombiana y declarado antitaurino, Gustavo Petro, le achacara daños estructurales con el propósito de evitar que se organizaran ahí corridas de toros. La lucha, desde entonces, se dio no solo en los ámbitos jurídicos, sino en diversas y públicas manifestaciones de los hacedores de la Fiesta, y también de muchísimos aficionados afectados directamente en su libertad de decisión.

Finalmente, la Corte Constitucional Colombiana ordenó el respeto a una manifestación cultural tan añeja como es la Tauromaquia, y tras la salida ya del alcalde prohibicionista, todo parece estar listo para la reapertura de la Santamaría el inminente año 2017.

Por eso resulta tan importante el anuncio oficial del primer cartel en este coso después de años de suspensión y tras los trabajos que en ella se hicieron para reparar las supuestas fallas estructurales que la aquejaban. Según se hizo público hace unos días, la fecha histórica de esta reapertura será el próximo domingo 22 de enero, cuando harán el paseíllo en ese escenario los espadas Julián López, El Juli, Luis Bolívar y Andrés Roca Rey.

Un nuevo triunfo para la Fiesta de los Toros y para quienes la han hecho siempre posible: sus muchos aficionados.