imagotipo

Tierra Adentro — A mi pueblo que se crece ante la adversidad

  • Víctor M. Sánchez Bandala

Estimulados por la próxima distribución de cargos,  los dirigentes o quienes representan al partido “del sol azteca” a nivel estatal se descaran y muestran “el lado oscuro de la luna”, reflejando una burda arrebatinga por la representación partidaria.

Aunque no e s nueva esta “lucha sectaria” por el Poder al interior del Partido de la Revolución Democrática, en esta ocasión resulta altamente atractiva, considerando el nuevo concepto de “alianza” con sus enemigos naturales del Partido Acción Nacional. Diríase ahora “el fin justifica los medios”.

Así las cosas, en este ir y venir de declaraciones, el diputado, auto nombrado independiente, Carlos Lázaro Sánchez Tapia, surgido del resultado de la pasada la votación a favor de la fuerza perredista, reclama la dirección del Consejo Político del PRD, que le arrebató “su amigo”, el  estatutariamente aún dirigente del Comité Directivo Estatal  de ese Instituto político, Alfonso Camacho Esquivel.

Tomando en cuenta declaraciones por separado de ambos, – Sánchez Tapia y Camacho Esquivel-  es evidente el desgaste mediático del multicitado partido.

Como se recordará, hace unos meses el diputado Sánchez Tapia fue desconocido y  destituido del cargo de Presidente del Consejo Político, con argumentos que tenían que ver con por el mal uso que hacía de los recursos financieros del PRD al tener en la nómina a familiares, amigo y “demás”, obvio al margen de la legalidad estatutaria, situación que lo obligó a declararse legislador independiente. Este hecho generó un conflicto interno que fue turnado a instancias partidistas.

Durante los meses que duró el proceso legal interno, el legislador se presentó como  representante popular independiente, o sea ya sin abanderar la imagen del PRD. Por su parte el mediático, Camacho Esquivel, siguió con su discurso de representante y líder del partido del “sol azteca”, desde luego sin trabajo partidario de calle y/o a nivel terrenal, sino llana y simplemente a través de declaraciones llamativas,  boletines de prensa y discurso de restauran.

Frente a la perversa división, y para avalar a la actual dirigencia estatal  Ángel Ávila, presidente de la Mesa Nacional de Consejeros del PRD da un sólido “espaldarazo” a Camacho Esquivel y por ende desconociendo cualquier acto que pretenda encabezar el diputado Sánchez Tapia.

Llama la atención que la polémica o foco de interés periodístico, no era sin embargo el supuesto relevo de Adolfo Camacho, como lo hizo saber el diputado sino la decisión de no participar en el Frente Ciudadano por México, que incluye además del PRD al PAN y a Movimiento Ciudadano, si el PAN define presentar como candidato al Senado de la República a Marcos Aguilar Vega, y a reelección por Colón a Alejandro Ochoa Valencia. En este contexto y muy cerca del proceso comicial el PRD, puede garantizar su más estrepitosa caída, sin lugar a duda.