imagotipo

Tierra Adentro — Falsos profetas

  • Víctor M. Sánchez Bandala

A partir de uso de las llamadas redes sociales, como el llamado FACEBOOK un sinnúmero de hombres y mujeres, sobre todo de aquellos vinculados al quehacer político-partidista  han hecho suya esta herramienta de comunicación como medio para “placearse” y “hacer creer” que son los “mesías” salva vidas del entorno social.

Con frases ridículas y poco sinceras, estos “falsos profetas”, (hombres y mujeres)  buscan quedar bien con el electorado mediático, supuestamente resaltando su gran amor y solidaridad con los más desprotegidos.

Basta ver un par de horas la falsa difusión de estos “mesías” a través del FACEBOOK para darse cuenta la descarada hipocresía de una gran cantidad de “buenos” aspirantes a algún cargo de elección popular.

Incluso, servidores públicos o representantes populares en funciones “hace todo lo posible” por destacar su “gran corazón”, sus gestiones, compromiso y derroche de cualidades, que según ellos  garantizan un desempeño eficiente y solidaria.

Nada más falso que eso han demostrado en su trayectoria político-partidista, pero eso sí, en el FACEBOOK son los nuevos “salvadores del mundo”, de su comunidad y  de su pueblo.

De la capital del estado o desde distintos puntos del territorio queretano, son muchos los hombres y mujeres que se “placean” en las redes sociales, descaradamente en busca de “otro” hueso que roer.

Personajes maquillados, en vestimenta informal, de botas  y sombrero se promueven a través de “comiditas”, caravanas, cabalgatas o tocando puertas casa por casa sin la menor vergüenza o dignidad. Lo que importa es “convencer”(engañar)  la incredulidad ciudadana.

Es más, hay quienes ya anuncian su intención de “repetir” o reelegirse, incluso pese al descrédito, traición o ineficiencia de su desempeño diario, sobre todo algunos legisladores federales y locales.

Lo más curiosos de este fenómeno es que el FACEBOOK no puede , ni tiene capacidad de influir en el grueso de la comunidad, tomando en cuenta que por ejemplo, en la región serrana es limitada la penetración de esta herramienta de comunicación.  Sin respetar los tiempos que marca la ley electoral, hombres y mujeres se han destrampados en los últimos meses, siendo que poco antes de esta temporada (mediática) eran grises y oscuros personajes del quehacer político-partidista. Por eso decimos que los falsos profetas andan sueltos, dice la gente.