imagotipo

Viajeras de Ítaca – Arqueología de la Ciudad de México

  • Elizabeth Mejía

Estamos acostumbrados a pensar que el pasado prehispánico de la Ciudad de México se restringe al Templo Mayor y Tlatelolco, ocupados cuando los españoles llegaron, y poco nos detenemos a pensar que con recurso tan rico como los diversos lagos, desde Chalco y Xochimilco al sur, hasta los lagos de Xaltocan y Zumpango al extremo norte, este ambiente lacustre estuvo rodeado de asentamientos pequeños y grandes en las diversas épocas; de hecho, la historia de este lugar tiene unos 30,000 años.

Así a la llegada de los españoles el asentamiento más importante y que dominó a todos fue sin duda Tenochtitlán, donde vivieron los Mexicas y que tuvieron al centro de su ciudad al Templo Mayor, pero junto a ellos y dominados podemos mencionar a los pueblos de Xochimilco, Chalco, Mixquic e Ixtapaluca al sur; Tlalpan, Coyoacán, Tizapan, Chapultepec, Tlacopan, Popotla, Atzcapotzalco, Mixcoac, Ecatepec y Tenayuca al Oeste; Iztapalapa, Chimalhuacán, Huejutla, Texcoco, Coatlinchan y Acolman al Este y Cuautitlán, Huehuetoca, Tizayuca y Huitzilan al Norte; y por supuesto Tenochtitlán y Tlatelolco en la isla al centro del lago. Así podemos ver que la actual mancha urbana de la Ciudad de México cubre a unos 25 asentamientos prehispánicos cuando llegan los españoles.

Sin embargo, poco pensamos en cuántos de estos pueblos fueron anteriores a los tiempos mexicas y nos sorprende continuamente que los rescates y salvamentos que continuamente hace el INAH en la Ciudad de México sacan a la luz hallazgos de tiempos remotos en los mismos lugares. Para hacer un recuento temporal de la historia antigua de la Ciudad podemos pensar primero que cuando llegaron los mexicas los pueblos de Xochimilco, Chalco, Coyoacán, Chapultepec, Atzcapotzalco y Texcoco, por citar algunos, ya habían tenido una ocupación de los Toltecas entre 550 y 1,100 d.C., además estos mismos pueblos fueron ocupados por los Teotihuacanos entre el 200 antes de Cristo y hasta la llegada de los Toltecas. De esta forma vemos cómo las diferentes épocas se superponen en los mismos espacios.

Pero si nos ubicamos más atrás en el tiempo, aproximadamente entre el 700 y 200 antes de Cristo, también podemos documentar a los primeros pueblos de la gran mancha urbana de la Ciudad. De esa época se ha rescatado la pirámide de Cuicuilco, aunque una buena parte de su pueblo se encuentra bajo la lava que dejó la erupción del Volcán Xitle, de manera que han aparecido restos bajo Perisur, Villa Olímpica y la fábrica de Peña pobre, todo del mismo pueblo de Cuicuilco. Pero este lugar no estuvo solo, ya que se encontraba el poblado de Copilco, a un lado de Ciudad Universitaria; y al norte de los lagos se han localizado los pueblos de Tlatilco, Ticomán y Zohapilco. Estos eran pueblos sin grandes templos, por ello sus restos desaparecieron rápidamente por la mancha urbana.

Por último, dejamos a los primeros pobladores, que fueron aldeas con apenas unas chozas de las que no queda nada, pero se han localizado restos humanos en Chimalhuacan que datan del 30,000 a.C.; en el Peñón de los Baños, cerca del aeropuerto, fechados para el 17,000 a.C., y Tepexpan datados para el 10,000 a.C; Tlapacoya, en la salida a Puebla, cerca de Iztapalapa, para el 8,000 antes de Cristo.

Nos interesa tu opinión y puedes enviarla al correo toluquilla2000@yahoo.com.mx