imagotipo

Viajeras de Ítaca – Caminos en la enseñanza de la Historia

  • Paulina Latapí

Innegable es la fugacidad del tiempo y de la vida. Como docentes, nuestro ajetreado y exigido caminar a veces nos impide la necesaria reflexión. Por eso lo valioso del esfuerzo llevado a cabo en la Ciudad Universisitaria de la UNAM, en la ciudad de México, en el cual, pese a las secuelas de los sismos,  la semana pasada se hizo un gran evento, el VII Encuentro REDDIEH, que fue un alto en el camino para compartir trabajos en torno a tres ejes del trayecto de la enseñanza-aprendizaje, de la difusión-divulgación y de la investigación-vinculación, en las ciencias sociales y en particular en la enseñanza de la historia.

Los casi 150 trabajos que se presentaron, agrupados en ocho mesas, expusieron el dinamismo, la variedad y el cuidado puesto en  los  diversos andares de la enseñanza de la historia,  en contextos y ámbitos muy variados.

En la mesa 1 se dieron cuenta de avances en el área de la investigación sobre la enseñanza de la historia en México. No podemos dejar de mencionar, pues hablamos de caminos viejos y nuevos, que esa área que sabemos sustancial para la mejora de la enseñanza era muy exigua en la década de 2000 al 2010, según lo probó el estado de la cuestión que elaboramos al respecto. Los trabajos que se compartieron prueban cómo dicho campo ha crecido, gracias a estudios  de posgrado, libros,  encuentros de redes que estimulan la creación y comunicación, intercambios académicos, invitaciones a impartir talleres y (o) conferencias de una institución a otra. Todo ello ha traído consigo que las metodologías de investigación se hayan enriquecido  y, por ende, que los resultados sean más y  mejores.

Un camino anteriormente poco recorrido se ha ensanchado considerablemente, como se asentó en la segunda mesa, “Enseñanza de la historia y formación ciudadana”. Celebramos especialmente, las investigaciones sobre libros de texto de historia, las cuales, aunque por ahora sólo constituyen unos cuantos senderos, están bien construidas y resultan esenciales para la elaboración de nuevos materiales.

La tercera mesa, “Historia del aprendizaje, enseñanza y difusión de la historia”, constató que es una vía de prolífica factura para los especialistas en historia de la educación.  Sin embargo, temáticas  nuevas y nuevas formas de abordarlas, reflejaron también el avance en esta área del conocimiento.

¿No habría algún cruce de trayectos en los caminos de la enseñanza de la historia? Algunas posibles respuestas se presentaron en la mesa 4,  “Enseñanza de la historia: miradas multidisciplinarias”, en la cual se presentaron trabajos en los que se vislumbró claramente el paisaje de la realidad de la enseñanza de la historia, no como una parcela aislada, sino como un ecosistema cuyos elementos, ayer y hoy, se comunican y vitalizan, no sólo entre sí, sino también con los de otros ecosistemas.

La quinta mesa,  “Innovaciones para el aprendizaje y enseñanza de la historia”, versó sobre propuestas para hacer atractiva la historia a estudiantes a quienes esta asignatura les parece aburrida y en particular hubo varias propuestas educativas probadas en las cuales las TICs contribuyen tanto a la motivación como a la propia construcción del conocimiento.

En la mesa seis,  “Formación de docentes en historia”, se dialogó en torno a trabajos de universidades y de normales, lo cual corrobora que en la REDDIEH académicos normalistas y universitarios  colaboran estrechamente, y que, el seguir fortaleciendo la docencia, será posible únicamente si son los sujetos mismos en continua formación quienes ponderen lo andado, aunque parezca que en este momento histórico se camina entre pantanos, arenas movedizas u otros espacios muy complejos.

Las mesas siete y ocho “Difusión y divulgación de la historia” y “El patrimonio, la memoria histórica y el tejido social”, dieron cuenta que la escuela tiene fronteras superables si en vez de centrarse en el mero fomento del interés por los problemas socialmente relevantes o la preservación, cuidado y defensa del patrimonio histórico, trasciende hasta la formación de una sólida conciencia histórica que lleve a la acción concreta que derribe los muros que separan del otro tanto en la propia  escuela como en el “muro” de Facebook hasta  los  dolorosos muros que se construyen en diversas partes del mundo.

La UAQ, gracias a recursos obtenidos del Conacyt, publicará de manera digital los trabajos expuestos en las mesas que, como usted podrá constatar, exponen lo más reciente producido en México y en otros países sobre enseñanza de la historia en particular  y ciencias sociales en general.  Dicho libro, que actulmente ya está por salir, se presentará en la feria del libro de la Facultad de Filosofía, entre los días 27-29 de noviembre. Esté pendiente, estimado lectora, estimada lectora,  de los anuncios sobre la feria para consultar horarios y otras actividades: se obsequiarán ejemplares y se anunciará dónde, con un clic, la obra puede ser consultada, de tal suerte que podamos compartir este camino sustancial para la identidad de nuestro país.