imagotipo

Viajeras de Ítaca – Este diciembre Querétaro celebra su nombramiento como Patrimonio de la Humanidad

  • Guadalupe Mendoza Alcocer

“A la memoria del Doctor Carlos Arvizu García quien coordinó el expediente presentado para conseguir la inscripción de la Zona de Monumentos Históricos de Santiago de Querétaro en la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO.”

El término “Patrimonio de la Humanidad” se acuñó en el seno de la Convención para la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural de la UNESCO celebrada en París en 1972. Coincidentemente, contando con un decreto presidencial, el Presidente Luis Echeverría Álvarez expidió la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos del Instituto Nacional de Antropología e Historia y su Reglamento en el mismo año. Estas dos instancias normativas tienen que ver directamente con la inscripción de “la Zona de Monumentos Históricos de Santiago de Querétaro” en la Lista de Patrimonio Mundial que este diciembre está cumpliendo veinte años. Esta inscripción nos enorgullece pero también nos compromete como gobierno y como ciudadanía.

Si bien Querétaro forma parte de la Asociación de Ciudades Mexicanas Patrimonio de la Humanidad, nos debe quedar claro que es la Zona de Monumentos Históricos de Santiago de Querétaro (ZMHSQ) es la que está inscrita ante la UNESCO; no toda la demarcación de la Ciudad de Querétaro. Ejemplo: Lomas de Casablanca, el Campanario, Carrillo Puerto, Álamos, 1ª, 2ª y 3ª, Colonia Cimatario o la Niños Héroes, la Colonia Obrera, por poner algunos ejemplos, son competencia del INAH, por quedar fuera de la mencionada “ZMHSQ” y “sus zonas de amortiguamiento o protección”. El caso de la colonia Carretas en la zona que linda con el Acueducto, debido a que este monumento histórico emblemático de la ciudad se incluye en la mencionada ZMHSQ normado por el INAH y que por consiguiente cuenta en ambos lados con zonas de amortiguamiento o protección. Cualquier alteración del contexto inmediato (las zonas de amortiguamiento) afectan al monumento citado.

Al dedicar esta colaboración a la memoria del Doctor en Urbanismo Carlos Arvizu se mencionó que fue él quien coordinó el expediente que se presentó ante la UNESCO, en el que participaron lógicamente las tres instancias de gobierno y expertos en los diversos aspectos. Recuerdo haber oído mencionar al doctor Salvador Díaz Berrio y a las maestras Olga Orive y Margarita Magdaleno entre otros expertos. Dicho documento respondió a especificaciones precisas del organismo en cuanto a información sobre el sitio teniendo prioridad aquella que señala la protección legal existente en el país postulante resaltándose en este caso que conforme a la Ley del INAH de 1972 en Querétaro fue declarada la Zona de Monumentos Históricos en 1981.

Es también necesario señalar que en el proceso de postulación de un sitio ante el Comité del Patrimonio Mundial el Estado (país) que lo postula tiene internamente una llamada “Lista Indicativa” que es el listado de candidatos que las entidades han venido proponiendo y la priorización que da a cada una de ellas en el considerado “Valor Único Excepcional” y otros criterios de selección. El Comité de Patrimonio Mundial del INAH sesiona y selecciona la mejor opción. Le corresponde a la Secretaría de Educación Pública de México llevar la postulación ante la UNESCO.

La UNESCO tiene cierto número de criterios para la inscripción de un bien. En el caso de Querétaro fueron el (ii) y el (iv). El (ii) se cita textual Testimoniar un importante intercambio de valores humanos a lo largo de un periodo de tiempo o dentro de una área cultural del mundo, en el desarrollo de la arquitectura, tecnología, artes monumentales, urbanismo o diseño paisajístico. El (iv) Ofrecer un ejemplo eminente de un tipo de edificio, conjunto arquitectónico, tecnológico o de paisaje, que ilustre una etapa significativa de la historia humana.

En una sintética descripción del sitio inscrito se señala “La vieja ciudad colonial de Querétaro ofrece la singularidad de haber conservado su núcleo indígena primigenio de calles serpenteantes, junto con los barrios trazados con arreglo a un plan geométrico por los conquistadores españoles. Otomís, tarascos, chichimecas y españoles cohabitaron pacíficamente en esta ciudad, reputada por sus innumerables edificios civiles y religiosos de estilo barroco, profusamente ornamentados que datan de su edad de oro (siglos XVII y XVIII). Ortos datos de interés son: el número de identificación del bien inscrito 792, tiene una zona de protección de 258.30 ha y una zona de respeto de141.69 ha que equivalen aproximadamente la primera a la zona de amortiguamiento y la segunda a la zona declarada por el ejecutivo federal ZMHSQ.

Concluimos esta colaboración refiriéndonos al acto protocolario para la celebración de los 20 años de Querétaro Patrimonio Mundial encabezado por el alcalde. En este  marco singular de la noche del 7 de diciembre se presentó el libro: -Querétaro Zona de Monumentos, Patrimonio Culltural de la Humanidad- Marcos Aguilar señaló “que este libro es un esfuerzo para transmitir a través de imágenes y palabras, las características que hacen de Querétaro un lugar único a nivel mundial y señaló que sin las personas que todos los días caminan por las calles de esta ciudad, quienes deben saber que hace de Querétaro una Ciudad Patrimonio de la Humanidad, para cuidarla y respetarla más.”

Colofón

Qué maravilla, una utopía que las personas que todos los días caminan nuestra ciudad conozcan porqué Querétaro vale. Que la ciudadanía conozca porqué nuestra ciudad debe protegerse de mega proyectos que restan en lugar de sumar. Porqué en zonas importantes de la ciudad -como lo es la altura de Carretas- encontramos extensas áreas ocultas tras unas vallas y no hay información al viandante del futuro de ese importante predio a la vera del acueducto. Para que Querétaro siga cumpliendo más años como Patrimonio Mundial necesitamos una ciudadanía ilustrada que conozca obras como “Querétaro Zona de Monumentos, Patrimonio Cultural de la Humanidad” Nos preguntamos, donde se consigue el libro, cómo se difunde, cómo se consulta. Solo una ciudadanía informada será capaz de defender el futuro de nuestra ciudad, orgullo de México, Patrimonio Mundial.

guayus@hotmail.com