imagotipo

Viajeras de Ítaca – Hubiera

  • Paulina Latapí

Que si cuando

el temporal haya pasado

que si cuando

florezcan los prados

que si cuando

haya crías

que si cuando

estemos preparados.

En tanto

el agua se escurre entre los dedos

la humedad enmohece las almas

el fuego consume los anhelos

el viento se lleva los días y su cadencia.

Que si cuando

haya frutos

que si cuando

vuelvan los viejos

que si cuando

no llueva tanto

que si cuando

estemos preparados.

En tanto

el calor sofoca los recuerdos

las espinas hieren los adentros

el amargor seca la boca

la rutina asesina los tiempos.

Que si cuando

anide el tecolote

que si cuando

amaine la jornada

que si cuando

termine la labranza

que si cuando

estemos preparados.

En tanto

la vida queda atrás en un suspiro

como el borde del río que no cruzamos

pasa fugaz nuestra existencia

adormecida por los falsos “si hubiera”.