imagotipo

Viajeras de Ítaca – ¿Sabes usar WhatsApp?

  • Mariana Figueroa Márquez

La pregunta parece ociosa, ¿sabes usar WhatsApp?, la mayoría de las personas con acceso a un smartphone contestará afirmativamente. Pero más allá de conocer los mecanismos que hacen funcionar esta aplicación que nos permite estar conectados, es bueno conocer cómo hacer uso de esta herramienta con nuestro círculo profesional, ya que ignorar ciertas normas o reglas puede ocasionarnos algunos problemas en el trabajo, sin mencionar que podemos estar importunando a los demás o siendo molestos sin darnos cuenta. Basada en mi experiencia, hoy quisiera compartir con ustedes 10 reglas que considero importantes a la hora de usar WhatsApp en el plano laboral:

  1. Antes de añadir a tu jefe, pregunta. Si quieres abrir este canal de comunicación con un superior, pregúntale primero si está de acuerdo, como cortesía.

  2. Cuida cómo te expresas. Si estás en un grupo con propósitos laborales cuida tu ortografía; revisa cuidadosamente lo que escribes antes de enviarlo, ya que el autocorrector puede meterte en un aprieto del que no saldrás bien librado; además, evita el uso de mayúsculas, que son el equivalente a gritar.

  3. Ojo con los horarios. Si te despiertas a meditar a las 5:00 de la mañana y luego tienes necesidad de enviar un mensaje, ¡detente!, algunas personas no le quitan nunca el sonido a su teléfono y podrías interrumpir su descanso. Si no le llamarías a tu jefe a las 5:30 de la mañana, tampoco le mandes un WhatsApp a esa hora o a las 10:00 de la noche, a menos que se trate de un asunto urgente, en cuyo caso, es mejor hacer una llamada que enviar un mensaje. Sé consciente y respetuoso.

  4. No avises que no irás a trabajar por WhatsApp. Si debes ausentarte de la oficina por enfermedad o algún contratiempo, lo correcto es llamar a tu jefe inmediato y avisarle. Enviarle un mensaje diciendo que te sientes mal con emojis denota falta de seriedad.

  5. Cuida lo que compartes. A diferencia de los grupos familiares o de amigos, en un grupo laboral debes evitar compartir todo lo que recibes; ponte un filtro y sé selectivo. La tentación es mucha, quizá ese gif de guacamaya danzarina te hizo reír por horas, o esa frase motivacional te pareció reveladora y maravillosa, pero no asumas que todos quieren ver estos contenidos. Limita al mínimo tus chistes, memes y fotos subidas de tono, no tienen cabida en un chat usado con propósitos de trabajo.

  6. Sé breve. Cuando el mensaje que quieres transmitir es largo, evalúa si no debería ser mejor un correo electrónico, puedes enviarles a tus contactos un aviso de que les has mandado un mail. Tampoco envíes largos mensajes en varios fragmentos, eso deteriora la comunicación y es molesto escuchar 20 notificaciones de gente que presiona “enviar” cada dos palabras.

  7. Sé sobrio en tu foto. Quizá estás feliz luego de tus vacaciones en Cancún, pero recuerda que en esta época una foto viaja en instantes, ¿es necesario que el mundo te vea en traje de baño, saltando a la alberca cuando abra su WhatsApp? La respuesta es obvia. Tampoco cambies tu foto de perfil cuatro veces al día, esto le transmite a tus colegas y a tu jefe la idea de que no tienes nada mejor qué hacer. Si estás extasiado con tus selfies, lúcelas en Instagram o Facebook.

  8. Evita grabar audios. Aunque quizá te resulte práctico, la comunicación puede afectarse ya que quizá no todos pueden reproducir el audio donde estén y tu mensaje podría perderse.

  9. Ponte al día por tu cuenta. No pidas a los miembros que recapitulen lo dicho en un chat laboral, si has estado desconectado, tómate 5 minutos y deduce por ti mismo si la junta será a las 5:00 o a las 6:00 de la tarde.

  10. No abandones un chat laboral sin motivo. Así como no te levantarías de una junta y saldrías sin despedirte, no abandones un chat laboral sin avisar, al menos que tu propósito sea ser descortés.

@marianfi